Cuidado facial a partir de los 30 años

Aunque es evidente que hay que cuidarse siempre la piel, existe una fecha clave en la que parece que debemos cuidar la dermis aún más: los ‘temidos’ 30 años.

Aunque evidentemente seguiremos haciendo nuestras vidas tal cual queramos, hay que reconocer que a partir de los 30 la piel va variando y cambiando, y tenemos que cambiar nuestra rutina facial, o al menos intensificarla para que sea mejor de lo que ha sido en nuestros 20.

 

 

  • No hay excusas para no desmaquillarse. Esto es así: siempre hay que lavar la cara y retirar toda la pintura antes de acostarse. No debería haber excusas para tratar de cuidar nuestra piel de la mejor manera posible. Lo que debes hacer cada uno de los días de tu vida es quitarte los cosméticos del rostro aunque te dé mucha pereza.
  • Quitarse el maquillaje con una toallita no es suficiente. Sí, has abusado y mucho de ellas durante tus 20, pero ahora tu piel pide una serie de cuidados un poco más exhaustivos, y además, las toallitas no son buenas compañeras a cualquier edad. Debes hacerte con el producto que mejor se adapte a tu piel, ya sea mixta, grasa o seca. Puedes utilizar aceites, agua micelar o leche limpiadora, y aplicártelo para quitar el make up cada noche.
  • Tónico y crema. Sí, aunque parezca terrible, con la leche limpiadora o el agua micelar no ha terminado el ritual. Ahora debes echarte tónico y posteriormente una buena hidratante que penetre en tu piel.
  • El contorno de ojos. Sí, es una zona sagrada, y de las más delicadas de la cara. A partir de los 30 años, si quieres tener una cara tersa, joven y sana, cuida tu contorno de ojos con productos específicos para esta parte de tu rostro en cuestión. Aplícalo “a toquecitos” encima de la crema hidratante.

Aplica nuestros consejos y luce tu mejor rostro a cualquier edad.

Imágenes: Pinterest, Actitudfem

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *