Cuida tu piel en invierno, ¡no dejes que el frío pueda contigo!

Con el sol, la arena, el mar,… solemos prestar más atención a los cuidados de la piel durante los meses de verano, pero ¡error! con la llegada del frío nuestra piel queda expuesta a otros factores que pueden secarla y estropearla.

Las manos pueden revelar muchos secretos, desde nuestra identidad hasta nuestros hábitos de conducta. Las usamos para todo, pero no siempre las mimamos como se merecen.

Para proteger nuestras manos de los factores externos, Montibello crea Manix, una loción especialmente indicada para todas las manos que presentan un aspecto áspero, envejecido, agrietado y para las uñas resecas, débiles o quebradizas.

Su fórmula dermoprotectora con extracto de avena, alantoína, hidrolizado de colágeno y vitamina F, aporta instantáneamente los agentes Hidratantes, Epitalizantes y Calmantes que manos y uñas necesitan para estar suaves, aterciopeladas y sin sensación de grasa.

Aplica una crema hidratante diariamente sobre las manos con un suave masaje hasta su total absorción. Manix de Montibello

En invierno, las bajas temperaturas y el viento desestabilizan la hidratación de la piel. En este sentido, tenemos que tener especial cuidado con el rostro. No importa tu tipo de piel, la hidratación debe formar parte de tus rituales de belleza diarios.

Aplica un poco de crema hidratante sobre el rostro, antes de extender la base de maquillaje. La hidratación se mantendrá durante más tiempo.

Hidratante de noche y día de Diadermine
Crema hidratante de OTC especial para pieles grasas

Por otro lado, la práctica de los deportes de invierno como el esquí, snowboard, trekking, ciclismo de montaña o senderismo hace imprescindible proteger la piel de los rayos del sol.

En invierno el sol también incide negativamente sobre nuestra piel, sobre todo si la exposición se produce en elevadas latitudes. Precisamente la práctica de los deportes de montaña, cada vez más populares, conlleva el riesgo de quemaduras cutáneas puesto que el peligro aumenta un 4% cada 300 m, en las horas de mayor luz, y sobre la nieve, que refleja el 80% de la radiación. De ahí la importancia de añadir a nuestro equipo deportivo un fotoprotector solar alto que nos permita disfrutar al aire libre sin exponernos a los peligros que conlleva el sol.

Solar Cream SPF 50 Facial Sun age de Montibello

La piel es el órgano más grande, así que no nos centremos sólo en el rostro. La hidratación, la limpieza y la exfoliación son tareas que atañen a todo el cuerpo.

La exfoliación es un cuidado básico e indispensable para lucir una piel lisa y satinada. En pieles normales este proceso dura unas cinco semanas. Pero con el paso de los años el proceso de renovación celular se ralentiza, por lo que la piel necesita una pequeña ayuda para regenerarse.

¿Sabías que…?
Debido a su efecto renovador, la exfoliación transforma visiblemente la textura de la piel, dándole un aspecto más radiante, fresco y juvenil. Al eliminar las células muertas que obstruyen la superficie, la piel está mucho más receptiva para recibir los principios activos de cualquier tratamiento corporal (hidratante, anticelulítico, reafirmante, reductor etc).

Bath Exfoliant Gel de Montibello

Después de la exfoliación llega la hidratación.

Hydrolait de Montibello

Ver más…

La piel grasa y el frío hacen mala combinación ¡Aprende a cuidarla y protegerla!

No te dejes los ahorros en cremas que no usas: conoce los productos básicos para cuidar tu piel

Autor: Ana Pitarch

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *