¿Qué cremas son más adecuadas en función del tipo de piel?

La piel puede ser de distintos tipos -eso seguramente ya lo sabéis-, y también hay distintos cuidados en función de ello. Pero además, hoy en día, es posible encontrar varios tipos de cremas, cada uno con sus funciones específicas para la hidratación, nutrición o bien con distintos fines preventivos y/o curativos.

En principio, vale recordar que hay distintas variedades de piel, según sus características: puede ser normal, mixta, grasa o bien seca. Será importante que conozcáis tu tipo de piel, para utilizar la crema y/o productos cosméticos adecuados. La piel normal tiene un aspecto más bien rosado y aterciopelado, vuelve a su forma original rápidamente tras hacer movimientos o gesticular y no tiene rastros de grasa.

piel

Ya la piel seca, por el contrario, tiende a verse más blanca y pálida, se agrieta fácilmente y se siente seca al tacto. La piel grasa es más bien amarillenta y su aspecto es más brillante a simple vista, tiende a presentar puntos negros y granos. Finalmente, la piel mixta es una combinación de dos o más tipos, con mayor preponderancia de estas dos últimas: suele darse el cutis que presenta piel grasa en la zona “T” (nariz, mejillas y barbilla) y ya seca en el resto del rostro.

Tipos de cremas

  • Para piel seca: como bien lo indica su nombre está especialmente diseñada para pieles secas, con efecto hidratante, y con la propiedad de restaurar la piel y otorgarle más suavidad.
  • Para piel sensible: en este caso, están elaboradas con fórmulas hipoalergénicas para evitar irritaciones o cualquier tipo de reacción.
  • Para piel normal: mantienen la hidratación y las propiedades naturales de la piel.
  • Para cuello y escote: en este caso son ya cremas específicas para esta zona del cuerpo que tiende a ser sensible.
  • Cremas reafirmantes: su objetivo es la de recobrar la firmeza de la piel, con colágeno y otros compuestos que la tonifican y fomentan su regeneración natural.

piel

  •  Cremas anticelulitis: buscan reducir y /o prevenir la aparición de la piel de naranja o celulitis, al ayudar a eliminar las toxinas y a potenciar la circulación sanguínea para reducir la inflamación y mejorar el aspecto de la piel.
  • Cremas antiestrías: se trata de una serie de cremas más bien pensadas para prevenir que para regenerar, a través de una profunda hidratación de la piel y de ciertos compuestos beneficiosos para su elasticidad.
  • Cremas exfoliantes: son cremas que traen en su fórmula, además de compuestos hidratantes, algún tipo de micropartícula que exfolia la piel, ayudando a eliminar células muertas y limpiando en profundidad.
  • Crema desmanchadora o blanqueadora: se emplean para atenuar las manchas en ciertas zonas de la piel. Ayudan a reducir la acumulación de melanina y protegen la piel con filtro solar.

Imágenesuniversonatural.social

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *