Crema casera para hidratar los labios

La piel de los labios es una de las más sensibles, además de estar expuesta a las inclemencias climáticas, los factores ambientales, etc. Por ello, será importante hidratarla y cuidarla en profundidad. En esta ocasión, te contaremos cómo hacer una crema casera, hidratante e ideal para usar en los labios, a base de manteca de cacao y caléndula.

La combinación de estos dos ingredientes, junto con la miel de abejas, resulta en un producto natural con propiedades hidratantes y antibacterianas, perfecto para la piel de los labios que tanto se reseca y se ve afectada.

Beneficios de la manteca de cacao: la manteca de cacao se obtiene de los mismos granos del chocolate, su aroma y características la hacen ser ideal para la elaboración de productos cosméticos y estéticos. Su efecto emoliente y nutritivo, crea una capa protectora ante los factores externos, al tiempo que ayuda a retener la humedad natural de la piel. Aporta además vitaminas A, C y E, antioxidantes.

miel

La miel de abejas, por su parte, es rica en nutrientes y compuestos antioxidantes, al tiempo que se la considera un excelente hidratante natural, apto para todo tipo de pieles. Entre sus propiedades, destaca el ser un buen antimicrobiano y protector ante los daños ocasionados por el ambiente.

La caléndula, finalmente, es conocida también en la industria cosmética por sus principios activos que benefician la salud de la piel: destacan sus sustancias antiinflamatorias, antisépticas y cicatrizantes. Se trata de un emoliente apropiado para suavizar e hidratar la piel, ayudando a su sanación en caso de daño.

Crema hidratante casera para labios

¿Qué necesitas?

  • 200  ml de aceite de caléndula
  • 20 gramos de manteca de cacao
  • 15 ml de miel de abejas
  • flores de caléndula secas

Preparación: Coloca la manteca de cacao en un recipiente resistente al calor y derrite a baño María. Cuando esté líquida, incorpórale el aceite de caléndula y la miel de abejas. Remueve hasta que todo se incorpore bien. Añade un puñado de flores de caléndula secas trituradas. Retira del fuego y vierte en un frasco con buena tapa.

Deja reposar entre dos y cuatro horas o hasta que se solidifique. Para aplicar, solo deberás tomar una pequeña cantidad con la yema de los dedos y frotar sobre los labios hasta que se absorba bien. Usa todos los días, dos veces.

Imágenesagendemasoterapiacuritiba.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *