Consigue que tu pelo graso aguante limpio más tiempo

Si eres de esas personas que se lavan el pelo y al día siguiente ya lo vuelven a tener sucio, es porque tienes el pelo graso. Y parece una batalla interminable, lo sabemos. Pero es el momento de cambiar los roles y tenemos el método perfecto para conseguir que tu pelo aguante limpio más tiempo.

Lavar el pelo una y otra vez elimina los aceites naturales del cuero cabelludo lo que estimula la producción de sebo y favorece la aparición de caspa o la irritación del cuero cabelludo. El secreto está en “domesticar” el pelo para que tarde más en ensuciarse y para ello hay que tener paciencia, porque la grasa no desaparece sin más. Pero prometemos que el esfuerzo valdrá la pena.

El primer día lava tu pelo en profundidad. Elije un champú que se adapte bien a tus necesidades, no vale cualquiera. Un truquillo es escoger champús transparentes en vez de blancos, ya que son más ligeros y dejan menos residuos. El acondicionador o mascarilla son necesarios y no hace falta que prescindas de ellos por tener el pelo graso, pero siempre los debes usar de medios a puntas y que no toque el cuero cabelludo. De esta manera evitamos se ensucie antes y se quede sin volumen.

Apuesta por un recogido cool el día después de haber lavado el pelo si tu melena ya empieza a mostrar grasa y ha perdido el volumen. Es importante que no te toques el pelo todo el rato o acabarás ensuciándolo más.

En este método el champú en seco será tu mayor aliado, y en el tercer día será el momento de usarlo. Aplícalo solo en las raíces y desde una distancia de unos 30 centímetros. ¡Sirve también para después de ir al gym!

El cuarto y último día antes de lavarte el pelo deberás aclarar tu cabello con vinagre de manzana. Sí, has leído bien, vinagre de manzana. Es un producto con grandes beneficios y en este caso es ideal para equilibrar el PH del cuero cabelludo. Lávate el pelo con él como si fuera champú y mejor si puedes hacerlo con agua fría.

El quinto día ya puedes lavar tu pelo con normalidad. Recuerda utillizar productos específicos para pelo graso como champús purificantes o equilibrantes. Una vez acabado el proceso hay que repetirlo tantas veces como tu cabello necesite, poco a poco notarás como tu pelo graso se ensucia menos y no necesita tantos cuidados.

Fuente: Glamour

Imágenes: Elle, Vogue

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *