Consejos para que el maquillaje quede natural

Hay un error que cometemos muchas mujeres una y otra vez cuando nos maquillamos y ese tiene que ver con el hecho de utilizar todos los productos de make up  a la vez, ya que al final parece que vamos disfrazadas. En moda siempre hemos oído que “menos es más” y esta consideración es una máxima en temas beauty que debe repetirse en cada proceso de ejecución.

Esto no quiere decir que renunciemos a colores o que dejemos a un lado productos como el labial rojo o las sombras con un pantone especial. Lo que queremos expresar es el hecho que, pase lo que pase, siempre tenemos que intentar que el maquillaje quede natural para que no parezca que llevamos una máscara de carnaval encima.

Por ello, queremos aconsejar a las amantes de la belleza y el maquillaje que no caigan en este error tan común y consigan salir victoriosas con la aplicación de estos consejos:

  • Uniformidad: No debemos pasar por alto considerar que todos los productos deben aplicarse de forma lo más uniforme posible. El conjunto de colores debería quedar en una paleta más o menos similar para que no sobresalga uno por encima del otro. Se trata de que quede lo mejor posible y no hagamos el ridículo. Para que quede natural es obvio que los colores van a ser en tonos pastel. Para las rubias aconsejamos rosas, verdes o azules pastel o incluso metalizados. Los tonos rojizos, anaranjados, dorados, verdes o azules también sirven para las morenas, pero siempre aplicándolos con pequeños toques conseguiremos naturalidad.
  • Un sólo toque diferenciador: Si queremos llamar la atención con algún detalle en nuestro rostro, hay que pensar en algún iluminador. Si no queremos ir excesivas, deberemos pensar: ¿queremos resaltar los labios, tal vez los ojos, los pómulos? Y a través de este ejercicio aplicaremos el iluminador para resaltar estas zonas.
  • No a los excesos: Cuidado con los brillos. Debemos usarlos en pequeñas dosis, del mismo modo que apliquemos el eyeliner o las sombras. El eyeliner recomendamos que sea marrón y si es negro, la línea que perfilemos deberá ser muy fina. Para terminar el trabajo, no hay nada mejor que un rímel color marrón que nos deje las pestañas separadas y finas. Evitemos los excesos de rímel, los clásicos ‘pegotes’ y procuremos separar las pestañas con un cepillo de calidad.

Imagen: Eco Salón

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *