¿Cómo usar desmaquillante sin dañar la piel?

Para tener una piel bonita y saber lucirla es necesario adquirir buenos productos de maquillaje que no le hagan daño, sobre todo si los utilizamos cada día de nuestra vida. Sin embargo, no sólo hay que invertir en buen make up, también en la manera en la que tratamos a nuestra dermis después de quitarnos la pintura cuando termina el día. En este caso os contamos cómo desmaquillar la piel sin hacerle daño y consiguiendo que esté perfectamente bien en todo momento para mantenerla sana, joven y resplandeciente.

  • No utilices toallitas. Sí, sacan de un apuro y para un momento dado son una buena inversión, al menos en cuestión de tiempo. Sin embargo, son nocivas para la piel porque pueden causar irritaciones y además no retiran el maquillaje de manera total y global como lo hacen otro tipo de productos. Déjalas reservadas para ocasiones en las que no te quede más remedio o necesites quitarte una parte del maquillaje para retocarlo, como podría ser el caso de los labios para cambiar de color.
  • Apuesta por la leche limpiadora. Sí, esa técnica que aprendimos para quitar el maquillaje cuando empezamos a pintarnos vuelve y lo hace con más fuerza que nunca. La leche limpiadora es capaz de quitar el make up de manera profunda y además deja la piel suave y sin rojeces ni irritaciones.
  • Usa agua micelar con aceite. Existen marcas que incorporan aceite facial al agua micelar, haciendo que la piel termine estando en mejores condiciones incluso que antes de utilizar el maquillaje. Hazte con ella y retira la pintura con algodón para que quede fenomenal y la piel resplandezca.
  • Tónico facial para después del producto. Antes de aplicar crema de noche y contorno de ojos confía en el tónico facial para darle un mejor tono a la cara. Será la mejor manera de terminar la rutina.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *