Pregunta del millón: ¿Cómo puedo perder barriga?

En el mundo de los tratamientos y la cirugía estética existen varias preguntas de las llamadas ‘del millón’. No una, sino varias. A los famosos interrogantes sobre si es posible eliminar la celulitis y las estrías o si las cicatrices postoperatorias desaparecen, se suma la ‘no’ menos mítica : ¿es posible perder barriga? ¿Es posible tener el vientre plano?

Entre todas, quizás esta sea la más fácil de resolver. Sí, es posible tener un vientre plano . Es más, es bastante común tenerlo a los quince años, antes de haber sido madre y que tu cuerpo haya finalizado su desarrollo. Y perteneciendo -es muy necesario marcar bien este punto- al fenotipo delgado.

Más allá de estos supuestos, mantener ese vientre plano dependerá de nuestros hábitos alimentarios y deportivos. Esto es, de si nuestra dieta es sana y baja en grasas y azúcares o de cómo nos afectan estos alimentos y de cuánto deporte realizamos para quemarlos.

Luego, por supuesto, la maternidad es un elemento muy importante, dado que los músculos que rodean la zona abdominal se dilatan en proporción al crecimiento de la barriga de la embarazada. Recolocar la masa muscular y ponernos al día en cuanto a la retención de líquidos llevará su tiempo y esfuerzo, dependiendo de cada mujer.

vientre-plano-perder-barriga

A veces, no corregir esa dilatación o añadirle los meses de lactancia y el consiguiente relajo en las comidas, hace que resulte más difícil recuperar la figura. En cualquier caso, si estáis descontentas con vuestro contorno abdominal mi primera recomendación es que, si el depósito de grasa es abundante, consultéis si a un especialista. Él valorará si la medicina estética, con tratamientos en clínica como la presoterapia o el velashape, pueden ayudaros sin necesidad de cirugía. O, si por el contrario, el bisturí podría ser vuestro mejor aliado.

Estas técnicas se abordan en las propias consultas, son indoloras – es más, son hasta relajantes – y no precisan ni anestesia ni hospitalización. La primera consiste en un sistema que mediante una faja corporal ayuda a aumentar la circulación de los líquidos retenidos mejorando la circulación sanguínea, el aporte de oxígeno a los tejidos y eliminando las toxinas acumuladas. La segunda combina varias técnicas mediante un aplicador que masajea la zona : radiofrecuencia, infrarrojos, vacumterapia y rodillos de succión.

Si la solución es la abdominoplastia, la reducción de grasa del vientre, os adelanto que la intervención es bastante seria. La cirugía dura 90 minutos y se realiza con sedación o anestesia general. Se precisa ingreso hospitalario de 24 o 48 horas. El postoperatorio es molesto e incómodo los primeros dos o tres días y la paciente no se incorpora a su vida ordinaria hasta pasada una semana. Durante un mes hay que llevar una faja compresiva y asociar masajes de drenaje linfático.

Por último, para pequeñas pérdidas de grasa, deporte y dieta. Ahora bien, nada de abdominales, frente a la creencia popular. Mi recomendación son las tradicionales sentadillas, agacharnos con ambas piernas, manteniendo el equilibrio y sin agarrarnos en ningún punto de apoyo. Varias series al día nos ayudarán bastante.

También, imprescindibles, los hipopresivos. Son ‘abdominales para dentro’. Consisten en ‘meter tripa’ y aguantar la respiración, por explicarlo de modo sencillo. En los gimnasios, clínicas de estética y centros de belleza te explicarán la técnica.

En cuanto a la dieta, nada nuevo bajo el sol. Adiós a las grasas, a los azúcares y bienvenidas ensaladas de hoja verde y la piña. Agua y fibra, por supuesto, nada de dietas milagro. Los médicos no somos Dios, tampoco los pacientes.

Moisés Martín AnayaMoisés Martín Anaya es cirujano plástico y estético. Licenciado y Doctor Cum Laude por la Universidad de Salamanca, dirige la Clínica Moisés Martín Anaya y ejerce como especialista en el Hospital Virgen de la Paloma, en Madrid.

 

 

 

Imágenes: socialesyucatan

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *