Cómo evitar la retención de líquidos

En muchas ocasiones, no es que hayamos engordado, sino que estamos reteniendo líquidos, algo que nos hace subir de peso y resulta molesto. Nos sentimos hinchadas y la circulación es mucho peor, por lo que es un mal que incluso fomenta la celulitis. Es por eso que es muy importante tratar de evitar la retención de líquidos.

Este problema puede originarse en mayor o en menor medida debido a la genética o a cambios hormonales. Sin embargo, también hay otra clase de factores que influyen mucho. La mala alimentación, el sedentarismo y otros hábitos poco saludables harán que estés mucho más hinchada. Te contamos qué pautas puedes seguir para minimizar esta retención de líquidos.

  • Aumenta el consumo de alimentos con mucha agua, y que tienen poder diurético, como pueden ser los tomates, los espárragos o la piña. En general, todas las frutas y verduras te ayudarán.
  • Incluye suficientes proteínas, ya que la falta de ellas hace que el líquido se acumule en los tejidos. Opta por proteínas vegetales o magras, como las legumbres y el pollo o pavo.
  • En la alimentación, también es muy importante evitar la sal y el azúcar. En este sentido, es muy importante leer las etiquetas de los alimentos procesados, ya que suelen tener altos contenidos en ambos, y podemos llegar a abusar sin darnos cuenta.
  • Ingerir grandes cantidades de agua es algo que puede resultar extraño, pero cuanto más líquido tomemos, más fácil le será a nuestro cuerpo ir eliminándolo.
  • Hay que realizar actividad física de forma regular. Esto ayuda a mejorar la circulación y a eliminar las toxinas del cuerpo, con lo que nos sentiremos mucho más ligeras.
  • Algo que te puede ayudar es ingerir infusiones diuréticas, como el té verde o la cola de caballo. Dos al día son suficientes para evitar la retención de líquidos.

Imagen: Loreal

Autor: Susana Garcia

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *