Cómo evitar errores en make up

Cuando estamos en pleno ritual beauty, es bastante común que lleguemos a hacer ciertos errores que no querríamos. Es decir, que hay ciertos desastres de belleza que pueden llegar a ocurrirnos prácticamente a diario. Si estamos cansadas de que a última hora tengamos que quitarnos el maquillaje porque nos ha quedado mal, entonces es necesario que sepamos cómo evitar ciertos errores de lo más comunes.

  • Con la base: Si queremos que el maquillaje líquido no nos quede a pegotes, que es lo que suele pasar cuando vamos con prisa, lo más importante es que bajo ningún concepto lo hagamos con los dedos. Lo más probable es que nos dejemos zonas sin maquillar, a trozos, probablemente con rayas… Para no tener que deshacer toda la creación, lo mejor es que usemos una esponja lo suficientemente grande para que cubra toda la zona en cuestión.
  • Con el pintalabios: Con un labial no hay más secreto que la paciencia y el cuidado a la hora de maquillarnos. No existen fórmulas mágicas, si lo hacemos corriendo probablemente nos salgamos, por lo que hay que tener cuidado. Si ni aún así no lo logramos será mejor que pensemos en un pincel para poder aplicarlo sin error ninguno.
  • Con la raya del ojo: Es matemático, nos la aplicamos, ¡y de pronto hay una línea de más, que se ha corrido sola! Para que esto no ocurra, lo mejor es que siempre esté bien sacada la punta, que no esperemos a que esté en las últimas para utilizar el sacapuntas. Esto evitará que se parta y que se esparza toda la pintura.
  • Con el rímel: Otro producto de belleza que siempre nos da quebraderos de cabeza es la máscara de pestañas. Para que no se nos caiga ni media gota, lo mejor es cerrarlo y mantenerlo en un lugar fresco cuando no lo usemos, y no cargarlo demasiado a la hora de pintarlo.

Imagen: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *