Evita estos 5 hábitos que dañan tu cabello

El cabello es algo de lo cual todas las mujeres cuidamos y queremos tener bonito. Pero hay veces en que ciertos hábitos pueden estropearlo, y quizá sin que sepamos. En este artículo, os contamos qué costumbres pueden dañarlo sin darnos cuenta y qué será mejor evitar.

#1 Recogerlo cuando está todavía mojado: El simple hecho de recogerlo cuando aún está mojado puede debilitar la raíz y propiciar su caída. Además, corres el riesgo de quebrarlo y que se reseque más. Lo más adecuado es esperar a que seque por completo – de manera natural- y después sí recogerlo.

#2 Abusar del secador de pelo: Y en relación con lo anterior, también pasa que muchas veces se usa secador de pelo y se abusa de él. Los secadores, así como las planchitas, someten el pelo a temperaturas muy elevadas, lo que provocan la pérdida de humedad natural, suavidad y de elasticidad. Lo mejor, una vez más, será dejar que seque naturalmente y procurar usar los secadores y planchas lo menos posible. Y cuando así se haga, usar protectores térmicos que eviten que el calor estropee el cabello significativamente.

pelo

#3 El estrés: Como en todo, el estrés deja su marca: así como el estrés, los nervios y la ansiedad afectan la salud, también hacen lo propio con la belleza de la piel y del cabello, ya que son factores que reducen la circulación de la sangre, haciendo que llegue menos al cuero cabelludo y reduciendo así el brillo y la calidad del pelo.

¿La solución? Tratar de bajar la ansiedad y el estrés, relajarse y practicar yoga, taichi o bien directamente hacer meditación, todas prácticas que permiten reducir el estrés y sentirse más calmo y mejor. También puedes recurrir a alguna infusión natural, como tila o manzanilla.

#4 Abusar de los alimentos grasos: La bollería y las frituras ponen en riesgo la salud, al tiempo que incrementan la producción de sebo en el cuero cabelludo, lo que puede llevarnos a tener el cabello graso y deslucido. Opta siempre por una dieta sana y equilibrada, con abundante consumo de frutas y verduras frescas, granos integrales, con pescados al horno o hervidos, las carnes magras, y sobre todo, mucha agua.

#5 El lavarlo demasiado seguido: Son muchos los expertos que recomiendan no lavar el pelo a diario, ya que los champús con sulfatos pueden arrastrar la grasa natural del cuero cabelludo y dejarlo seco, desprotegido y más propenso a debilitarse. Lo más recomendado es lavarlo de tres o cuatro veces a la semana y recurrir a los champús sin sal y a los productos de higiene capilar hechos con ingredientes naturales.

Imágenes: andalusier.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *