Carboxiterapia, la solución contra las ojeras

Las ojeras son uno de los problemas más comunes entre las mujeres. Algunas las tenemos por genética, y hay otras que, debido a situaciones de estrés extremo, vemos como nuestro rostro pierde luminosidad debido a su aparición. En algún momento u otro nos ha tocado oír aquello de: tienes muchas ojeras, ¿no has dormido? Este antiestético problema se puede disimular con productos de belleza, como los anti-ojeras, cremas preventivas y otros productos que permiten que desaparezcan un poco. Pero hay otro modo de acabar con ellas de forma más eficaz: mediante las sesiones de carboxiterapia. ¿Y en qué consiste esta técnica?

La carboxiterapia se basa en la aplicación de dióxido de carbono sobre la zona a tratar. Al aplicar este método, los vasos sanguíneos concentrados en la zona de las ojeras vuelven a circular de forma normal, regenerando los tejidos obstruidos. La zona afectada acaba drenándose, consiguiendo unos resultados óptimos. De hecho, es la solución perfecta para acabar de una vez por todas con este antiestético problema.

ojeras

Hay que tener en cuenta, pero, que este método sólo es efectivo en los casos en los que las ojeras no se han generado de forma genética, es decir, sólo efectivo en aquellas mujeres que tengan un brote de ojeras debido al paso del tiempo o a situaciones externas, como la mala alimentación o pocas horas de sueño.

Según el caso, los expertos recomiendan realizar entre 5 y 10 sesiones, cada uno de ellos a 40 euros. Cada sesión consiste en la aplicación de dióxido de carbono en los párpados mediante una aguja extrafina. La aguja está diseñada para dañar lo menos posible la piel de los párpados, zona donde las capas son más finas y sensibles. Una de las clínicas que ofrece este tratamiento es Eternal Beauty Clinic, en Madrid.

¿Os atrevéis a probar esta técnica? 

Imagen: Eternal Beauty Clinic/modablogger

Autor: Liz Claverí

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *