Beneficios de usar un champú sólido

El champú sólido puede ser una acertada solución a la hora de viajar. Estas pastillas evitan tener que llevar frascos y, como plus, supone un significativo ahorro de plástico para el medio ambiente. Veamos en este post más información y, sobretodo, los beneficios de usar champú sólido que, si bien no hace mucho que se oye hablar más de él, ya tiene más de medio siglo de existencia.

Este tipo de champú es, de modo general, una pastilla de jabón para el cabello de uso simple y muy práctico al momento de tener que volar en avión. Es similar al jabón tradicional para lavar las manos, sólo que su composición está especialmente diseñada para una correcta higiene y mantenimiento del cabello.

La pastilla se puede aplicar  directamente sobre el cuero cabelludo para generar espuma, o bien frotarla entre las manos húmedas y pasar luego esta espuma sobre el pelo. Luego, se masajea el cabello como se haría con un champú líquido, se enjuaga bien y se seca.

 

 

Entre sus ventajas, como ya hemos comentado, destaca el hecho de poder ser llevado en avión o a cualquier destino que uno vaya sin tener problemas para pasar la maleta y sin temer que vaya a derramarse en el bolso o en nuestro equipaje. Es de fácil transportación y muy liviano.

Es, además, una opción concentrada de gran duración. Una pastilla de champú sólido equivale a tres o poco más botes de champú líquido. Se pueden apilar o guardar con facilidad, sin ocupar mucho espacio.

Otro beneficio, centrándonos en el cuidado de nuestro planeta, es que estarás contribuyendo a ahorrar toneladas de plástico, así como las emisiones de gases que se generan durante su producción y transporte. Sin duda, una iniciativa ecológica y sustentable que sumará en la diferencia hacia un camino más amigable para con el medio ambiente.

El champú sólido es, además, una alternativa más natural, ya que al no contener agua -o en mínima proporción-, no necesita la adición de conservantes sintéticos. Estas pastillas pueden almacenarse hasta dos años y medio en buen estado, sin alterarse ni generar bacterias.

Finalmente, vale destacar que, aunque en un primer vistazo parezcan más caros, en realidad, no lo son ya que duran mucho más. Una pastilla equivale al triple de un bote de champú líquido tradicional. Cada pastilla dura entre 80 y 100 lavados. Así que, como podemos ver, el champú sólido es una muy buena alternativa al tradicional para tener en cuenta y para probar.

¿Te animas a probarlo?

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *