Asimetría mamaria: Cómo solucionar este problema común en la mujer

La asimetría mamaria consiste en la desigualdad entre ambos senos, bien sea por tamaño, por la forma o por diferencias entre ambos pezones. Asimismo, el pezón y la areola pueden estar claramente descompensados.

Se trata de un problema común, que padecen entre el 90 y el 95 por ciento de las mujeres, aunque, si seguimos hablando en cifras, tenemos que aclarar que sólo una ínfima parte precisa de una intervención correctora. Este porcentaje es sólo del 15% y es el que da lugar a problemas de autoestima y de relación a la mujer que lo presenta.

Es un defecto, si me permitís llamarlo así, que preocupa y mucho, dado el órgano al que afecta, que interviene también en la lactancia y las relaciones sexuales. Así pues, mi opinión es que si el tema es muy evidente – recordemos que hay que esperar al desarrollo de la mama para intervenir – operemos lo antes que podamos. A partir de los dieciséis años es el momento óptimo y la solución pasa por la tradicional implantación de prótesis mamarias.

 

pechos_asimetricos

Las prótesis son hoy en día la clave de la cirugía de mama. No precisan de recambios, y son el instrumento más seguro. Atrás quedaron las leyendas urbanas sobre explosiones en los aviones y también las fechas de caducidad. Por supuesto, ha quedado descartado también cualquier relación entre su ubicación en la mama y la dificultad en la detección del cáncer. Y es que en la actualidad se colocan tras el músculo para facilitar esta labor.

La corrección de cada caso dependerá del historial. Cuando se trata de una mama que no ha desarrollado, recurrimos, como digo, a las implantes. Si un pecho ha crecido desmesuradamente, mientras que el otro no, será la reducción la técnica a escoger.

Las mamas tuberosas, de las que os hablaba la semana pasada, son también una forma de asimetría mamaria, pero de mayor calado, puesto que no se trata simplemente del volumen, sino de la forma de crecimiento, con un estrechamiento en la base que es lo que da lugar a su forma de tubo.

El postoperatorio de esta cirugía es el mismo  que el  de un aumento de mamas, con anestesia general y un ingreso de 24 horas. y reposo según el cirujano a cargo. Yo recomiendo unos tres o cuatro días.

8947€ALTA

Moisés Martín Anaya es cirujano plástico y estético. Licenciado y Doctor Cum Laude por la Universidad de Salamanca, dirige la Clínica Moisés Martín Anaya y ejerce como especialista en el Hospital Virgen de la Paloma, en Madrid.

Imágenes: Pinterest

Autor: Moisés Martín Anaya

mranya!7845

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *