¡Apunta! Verdades y mentiras sobre el cuidado del pelo

Si hay algo en lo que todas coincidimos cuando hablamos de pelo es que los mitos, las verdades y las mentiras se suceden por docenas. Entre las cosas que leemos, oímos y nos dicen ya no sabemos qué creer.

La verdad es que existen cada vez más estrategias para el cuidado del pelo y ya no estamos seguras de lo que tiene que ver con la realidad y lo que tiene que ver con la ficción. Por ello, es necesario que antes de hacer una ‘barbaridad’ con el pelo nos documentemos acerca de la efectividad de los tratamientos y sobretodo que tengamos claro qué necesidades tenemos.

mitos-pelo

Una de las pautas más controvertidas es la que se refiere al crecimiento del pelo. Independientemente del largo que solamos llevar, esto es algo que prácticamente nos preocupa a todas. Queremos saber qué hacer para que crezca más rápido y sobretodo, de forma más sana. Aunque hay sectores a favor y en contra del ‘momento tijera’ para contribuir a su crecimiento, hemos de decir que es cierto. Sanear las puntas fomenta que el pelo se regenere mucho mejor y tienda a crecer más rápido.

También es verídica la importancia que tiene el aporte vitamínico que le estamos dando al pelo. Las vitaminas son esenciales para regenerar el pelo desde el interior y si nuestra intención es lucir una melena sana y brillante. Nosotras aconsejamos elegir vitaminas naturales que venden en cualquier herboristería.

Otra verdad es que cuando usamos el agua fría  para lavarnos el pelo conseguimos tener mucho más brillo al final. No se trata de lavarnos la cabeza con agua helada, pero sí de darnos un ‘chorrito’ final que estimule el cuero cabelludo

Otra cosa cierta que siempre hemos oído y que desmentimos ahora mismo es el hecho de que lavarse el pelo cada día lo estropea. Como todo en esta vida, es cuestión de cada melena y de cada persona, por tanto no es correcto usar generalidades. Lo aconsejable es lavarlo un día sí, un día no.

Y otro mito que desde luego nos ha acompañado siempre es el de que hay que desenredar el pelo cuando ya está completamente seco porque en mojado tiende a partirse. ¡Pues aunque parezca mentira no hay nada más lejos de la realidad! Es mucho mejor que lo hagamos nada más salir de la ducha. Y sino pensarlo bien, en caso que fuera verdad las peluqueras no nos desenredarían el pelo en mojado y sin embargo siempre lo hacen.

Imágenes: Belleza / Srta Limón 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *