Aprende a elegir bien tu base de maquillaje

En maquillaje, pocas cosas nos dan tantos ‘quebraderos de cabeza’ como la base de make up. Escoger un buen fondo de maquillaje no es tan sencillo como hacerse con un pintalabios, rímmel o incluso un lápiz para decorar los párpados. La base de maquillaje no es fácil de elegir, y sobre todo, es dificilísimo de acertar. Por eso, en este caso os vamos a dar una serie de claves o pautas para conseguir que este fondo de make up sea más exitoso a la hora de su elección y posterior compra de lo que lo ha sido hasta ahora.

 

 

  • Textura. Antes de fijarte en el color, debes ser consciente del tipo de textura que necesita tu piel para una base de maquillaje. Vas a extenderla por toda la cara: frente, pómulos, rostro en general, zona del labio superior, barbilla y cuello… Y es de lo más importante que escojas aquella textura que no vaya a ser dañina para tu piel. Elige aquella que vaya bien con tu dermis si tienes la piel seca, para que la hidrate y no se reseque aún más. También deberás prestar atención a su consumición y textura para la piel mixta, sobre todo en la zona T de la cara, y más aún si es de textura grasa tu propia piel, para que no te provoque  un acné inesperado.
  • Tonalidad. Una vez que has elegido la textura, es el momento de hacerte con el color. No es necesario que se del color exacto de tu piel, porque no parecerá que vas maquillada, pero tampoco te pases con el color como tal, porque de otro modo parecerá que llevas una máscara puesta y no fondo de maquillaje.
  • Color real a la luz del día. Pero sobre todo, ten en cuenta que la tonalidad o el color de este maquillaje sea el que vaya bien con tu piel a la luz natural, y no a la de la tienda donde adquieras el producto en cuestión.

 

Imágenes: Pinterest, EllaHoy

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *