¡Adiós a los surcos de sudor!

Trucos para que el sudor no te ponga en evidencia. Deja de correr riesgos innecesarios.

Todo el mundo suda. Las glándulas sudoríparas más activas son las localizadas en las manos, los talones y por supuesto las axilas. Es inevitable ya que el cuerpo necesita eliminar toxinas.

Empieza a tener hábitos sanos de comida: Consume verduras, con alto contenido en clorofila (el perejil, la espinaca, la lechuga y los berros). Evita la carne y come fruta fresca como manzana, pera y naranja. También consume mucho líquido.

Mantén la higiene y evita ropas claras que hacen más visible y antiestético el problema. Es aconsejable evitar las fibras y la ropa muy ajustada. Decántate por el algodón.

Los calcetines más adecuados son los de mezcla de algodón, preferiblemente los que tienen orlón, una fibra sintética ya que evitan que se empapen.

No uses desodorantes antitrasprantes. Inhiben el sudor y no es sano. En su lugar usa friegas con bicarbonato o limón y algún desodorante natural, aunque tengan perfumes no son mejores. Sobretodo no uses el desodorante justo después de la depilación.

Ver más…

Alerta roja: ¡estoy sudando! Trucos para oler a rosas todo el tiempo

¡El sudar se va acabar!

Autor: Ana Belen Pacheco redactora freelance

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *