Estos son los 5 motivos por los que se te cae el pelo

A muchas de nosotras nos suele ocurrir que según la época del año en que nos encontremos se nos cae el pelo con más frecuencia, o incluso de una manera más abundante. Enseguida pueden asaltarnos dudas sobre si se tratará de una calvicie incipiente -sobre todo cuando nos da la sensación que podríamos hacer una peluca con lo que sacamos del cepillo-, pero son otras las causas que suelen acusar la caída excesiva de pelo.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que estamos en otoño, época del año en que se cae más el pelo. Después también influye el estado emocional. Si que es cierto que el estrés y la ansiedad favorecen a la pérdida de pelo, pero hay muchos otros factores que lo provocan y vamos a explicarte cuales, para que te quedes tranquila o descubras si realmente es un problema que al que le tendrías que dar atención extra:

1.Cambio estacional: A lo largo de todo el año se nos cae el pelo pero con el cambio de estación sucede lo que se llama “muda estacional”, momento en que a nuestro pelo se de sincroniza con el ciclo capilar y es entonces cuando cae como las plantas en otoño. Hay quien apunta que es debido a esto o bien porque nuestro organismo se prepara para el frío, en tal caso, el cambio de estación no solo trae cambios en el ambiente y en nuestro organismo, pero son totalmente reversibles y no duran más de 3 meses.

2.Maltratar el pelo: No tratar bien nuestro pelo también provoca que se desprenda. Hay mitos que acusan la caída del pelo por haberlo lavado demasiado o por utilizar productos dañinos, y en parte también, pero lo que nos esta maltratando el pelo es el secado en fricción, las herramientas térmicas. Para evitar su caída mejor seca sin frotar, utiliza productos que cuiden la queratina de tu pelo o que proporcionen energía al folículo. Champús libres de detergentes y sulfatos y por supuesto peinarlo con suavidad, sin tirones innecesarios. Un consejo: cepillar el pelo una vez esté seco, mientras está mojado la punta es más débil y se parte con más facilidad.

3.Estrés y ansiedad: Ya lo decíamos al principio, el estrés o cualquier estado emocional que altere nuestro nivel físico, puede provocar también la caída de nuestro pelo, lo que los expertos llaman “efluvio telógeno”. Aún así, antes de acusar la caída de nuestro pelo a un estado emocional de estrés o ansiedad, hay que descartar con un médico enfermedades de base.

4.Enfermedades: Hay enfermedades que favorecen la alopecia como el hipertiroidismo, ovarios poliquísticos o causas hormonales o bien, otras más específicas,de origen hereditario. Existe una enfermedad, irreversible, llamada ‘cicatricial’ que se debe a cicatrices, quemaduras u otras infecciones. Con un buen diagnostico dermatológico se puede paliar la caída del pelo en la medida de lo posible.

5.Mala alimentación del folículo: Las dietas son muy malas compañeras de las melenas. Un mal aporte nutricional puede debilitar nuestro pelo y acusar su caída. Se aconseja en estos casos utilizar un nutri cosmético que, al menos, alimente nuestro folículo, pero lo ideal es estar bien por dentro, alimentar nuestro organismo, y que se luzca desde fuera. El pelo perderá toda su luz, textura y volumen si no nos alimentamos bien.

Ya veis, no todo es la llegada del otoño o los tirones con el cepillo, pero antes de alarmarnos y creer que estamos bajo una enfermedad o inminente alopecia, es mejor valorar en que nivel se nos cae el pelo y preocuparnos solo si es justamente necesario.

Imágenes: mia.es 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *