5 trucos para aplicar tu base de maquillaje

La regla de menos es más hoy en día la aplicamos a todos los ámbitos de la vida. A la moda, al maquillaje, al cabello… Pero es que en algunos casos es necesario, como cuando hablamos de base de maquillaje.

Cuando aplicamos una base de maquillaje, queremos que el aspecto de nuestra piel mejore, que disimule imperfecciones, que aporte luminosidad… Y todo eso sin que se note. Y no, cuantas más capas pongas no las conseguirás tapar más, sino todo lo contrario. Es por eso que cuando aplicas el producto tienes que conseguir un efecto de segunda piel. Hoy os traemos algunos tips para sacarle el máximo partido posible a vuestra base.

1. No olvides la hidratación

Algunas personas optan por mezclar su base con una crema y aunque no es una mala idea, los expertos aconsejan dedicarle el tiempo y aplicarla de la forma clásica. Previamente a la base de maquillaje, deberás aplicar tu crema habitual. Las CC cream ya llevan incorporada esa base hidratante junto con el color.

2. Utiliza pre-base

Quizá queréis un resultado muy ligero y discreto y pensáis que cuantos más productos os apliquéis peor, pero no es el caso. Con la pre-base conseguirás que la base se adapte más a tu rostro y que dure más tiempo. También puedes poner en práctica el truco de mezclar el primer con tu base normal, así el resultado será aun más jugoso y ligero.

3. ¿Esponja, brocha o con los dedos?

Realmente esto depende de cada persona, porque es cuestión de gustos. Aplicarla con los dedos te permite contorlar más la cantidad del producto que aplicas. Sin embargo, la mayoría de expertos apuestan por las brochas para crear un efecto velo en nuestra piel y así conseguimos un resultado natural.

4. Aplica sólo la base donde la necesites

Muchas veces asociamos a que la base de maquillaje tiene que extenderse por todo el rostro, pero en muchos casos lo hacemos así por rutina. La mayoría de veces no lo necesitamos, por lo que una buena idea para conseguir un resultado muy natural es aplicarla sólo en aquellas partes donde la necesitemos. Esto ayuda a mantener un equilibrio y  a que luzca más natural.

5. ¿Aplico polvos compactos?

El paso posterior a la aplicación de la base de maquillaje es aplicar los polvos translúcidos para sellar el producto. En cambio, para conseguir un resultado más natural, los expertos recomiendan utilizar una brocha no muy compacta, ya que así depositaremos la cantidad necesaria y no sobrecargaremos la piel.

Imágenes: Instyle, Westender, Youtube. 

Autor: Lucia Ferrero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *