Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Tratamientos de reproducción asistida para madres solteras por elección

La reproducción asistida ha supuesto una verdadera revolución para la liberación de la mujer. Su importancia y sus efectos se verán con el paso del tiempo, a largo plazo y en perspectiva. El hecho de que en la actualidad la mujer pueda decidir cómo y cuándo ser madre, mediante la preservación de la fertilidad, supone un cambio radical en sus modos y hábitos de vida.

Pero no sólo la vitrificación de óvulos ha contribuido a empoderar a la mujer en la toma de decisiones sobre su maternidad, también lo han hecho otros métodos como la Fecundación In Vitro y la Inseminación Artificial. Ambas son soluciones médicas idóneas para la maternidad en solitario por elección. Es decir, tratamientos a los que puede recurrir una mujer si decide ser madre, pero sin compartir esa experiencia con una pareja. Es lo que se denomina en la actualidad ser madre soltera por elección o MSPE.

Las causas que llevan a tomar una decisión de este tipo, arriesgada, difícil y con gran desgaste emocional, varían entre la imposibilidad de encontrar a la pareja adecuada, pasando por la homosexualidad hasta el factor biológico. Este último puede resultar determinante en el caso de la menopausia precoz, desconocida para muchas pacientes. Esta dolencia puede detectarse realizando un estudio de fertilidad, prueba que indica si la mujer presenta dificultades, y de qué grado, para tener hijos aunque se encuentre en edad fértil. A veces, ante un diagnóstico positivo, se decide acometer la maternidad en solitario aunque no se tenga pareja.

El 60% de las mujeres que acuden solas a una clínica de reproducción asistida consiguen un embarazo gracias al tratamiento de Inseminación Artificial con semen de Donante, una técnica de reproducción asistida en la que se utilizan los espermatozoides de un donante anónimo. El proceso, seguro y controlado, se lleva a cabo a través de un banco de semen. Los espermatozoides se inyectan después en el útero mediante una cánula especial.

Otra posibilidad es recurrir a la fecundación in Vitro con semen de donante. Este proceso tiene lugar en laboratorio, fuera del útero materno. Es decir, se extraen los óvulos y se fecundan con el semen para obtener embriones que, posteriormente, se transfieren al útero de la madre. Si la madre tuviera problemas con sus propios óvulos, podría recurrir a la fecundación in Vitro con óvulos y semen de donantes. Ella gestaría posteriormente el embrión resultante.

fulvia copia

Fulvia Mancini es Directora Médica de Clínicas Eva en Barcelona.

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *