Recupera tu figura tras el parto

Recuperar la figura después de dar a luz es un trabajo que exige mucha constancia, paciencia y dedicación. Cuidar la alimentación, realizar ejercicio físico y utilizar cremas reafirmantes son las tres piezas clave para conseguirlo. Nosotras te detalla los pasos a seguir. Apunta.

Después del parto y durante el período de amamantamiento del bebé están prohibidas las dietas drásticas. No se trata de perder todos los kilos de más en una semana, sino de ir recuperando el peso normal paulatinamente gracias a una dieta equilibrada y adaptada al momento.

La norma básica es que es imprescindible hacer cuatro comidas al día. Todas tienen que ser moderadas pero, a la vez, aportar al organismo todas las sustancias necesarias para su buen funcionamiento.

En primer lugar bebe tres litros de líquido al día, repartidos entre agua, zumos naturales, jugos de verduras y lácteos desnatados.Es muy importante que en tu dieta incluyas los hidratos de carbono y las proteínas.Las grasas deben también estar incluidas aunque mayoritariamente las de origen vegetal que resultan mucho más fáciles de digerir y no agregan kilos innecesarios a tu figura.

Los carbohidratos deben aparecer en forma de arroz integral, patatas y pasta. Ayudan a mantener los niveles de azúcar y aportan energía. El azúcar propiamente dicho, no puede desaparecer por completo pero sí debe ingerirse en pequeñas cantidades ya que se absorbe más lentamente.

Las proteínas deberán ingerirse en productos como el pollo, el pescado o la carne roja lo más magra posible. Y la fibra, por su parte, presente en cereales integrales, frutas y verduras debe formar parte importante de tu dieta, ya que ayudará a que elimines los excesos de tu cuerpo.

En general, se trata de comer de todo sin excederse en nada. Aportar al cuerpo todos los nutrientes necesarios, reduciendo el aporte calórico. Pero recuperar la figura después del parto implica necesariamente, completar la dieta con ejercicio físico moderado. En caso de parto natural se deben respetar los 40 días de cuarentena antes de realizar cualquier tipo de actividad física. Y en caso de cesárea, entre dos y tres meses.

Para fortalecer los músculos del abdomen lo mejor es hacer abdominales, cuatro series de ocho repeticiones. Acuéstate sobre una colchoneta, dobla las rodillas y pon tus manos detrás de la nuca. Mientras inhalas levanta la cabeza y los hombros ligeramente hasta tocar la rodilla del lado contrario con el codo. Alterna el codo izquierdo y derecho.

Otro buen ejercicio para mejorar el estado de glúteos y abdomen es acostarse boca a bajo y levantar una pierna a la vez que el brazo contrario. Se trata de de hacer el ejercicio lentamente y alterando las extremidades. Realiza cuatro series de  ocho repeticiones.

Para recuperar la forma natural de tu cintura ponte de pie con las  piernas ligeramente separadas y las rodillas flexionadas. Con las manos en la cintura, gira todo el torso hacia la derecha lo más que puedas mientras inhalas. Aguanta dos segundo y vuelve a la posición original mientras exhalas. Es muy importante que sólo muevas el torso y mantengas inmóvil caderas y piernas. Repite 10 veces alternando ambos lados.

Una buena alimentación, ejercicio físico y para rematar la faena una buena crema corporal tonificante que devuelva la elasticidad a tu piel. Con constancia y paciencia verás los resultados en pocos meses.

Autor: Laura Munoz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *