Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Qué si y qué no durante el embarazo

Durante el embarazo el cuerpo experimenta multitud de cambios y a veces somos nosotras mismas las que debemos incluir otros nuevos, como es el caso de la alimentación. Durante muchos años, los alimentos prohibidos o permitidos durante el embarazo han ido cambiando según los estudios sobre el mismo, pero hoy en día hay ciertas restricciones consagradas y conocerlas puede ayudarnos a mejorar nuestro estado de salud- y la del bebé-, durante el embarazo.

Sin título

Antes de conocer el grupo de alimentos que podemos, o no, ingerir durante la gestación, es importante estar al tanto de otros temas – a veces desconocidos para nosotras- como la toxoplasmosis. Se trata de una enfermedad provocada por un parasito que se encuentra sobre todo en alimentos crudos. Si no se ha pasado esta enfermedad antes del embarazo, es probable que se desarrolle durante el mismo y conviene entonces limitar las carnes crudas y los embutidos de nuestra dieta, al menos por seguridad. Siempre se han prohibido estos alimentos crudos  pero la ciencia avanza y con ella los mitos y realidades. Actualmente, si las carnes y embutidos procedentes del vacuno, ovino o cerdo, han sido congelados con anterioridad, se les permite una ingesta moderada. Como este caso hay otros que vale la pena conocer, al menos si se esta embarazada o se planea estarlo en un tiempo.  Toma nota:

embarazo_dieta

  • Paté y foie: El hígado de oca, pato o cerdo, al estar cocidos previamente, no aumentan el riesgo de producir  toxoplasmosis. Si se recomiendo no tomarlos por el potencial de toxinas que pueda añadirle a nuestro organismo, pero en buena medida, no se restringe su ingesta.
  • Café y té: Siempre se ha acusado a la teína y la cafeína como perjudiciales para el crecimiento del feto e incluso de poder aumentar el riesgo de aborto. Hoy en día, y después de ver que en realidad  no todos asimilamos la cafeína o la teína de la misma forma, se sigue aconsejando no tomarlos, pero si no se sobre pasa la dosis máxima de dos tazas al día, no nos tiene que preocupar la salud de nuestro bebé.
  • Sushi, pescado crudo, ahumados y pescados enlatados: Le pasa como a las carnes crudas y a los embutidos, se pueden tomar pero siempre que hayan sido congelados previamente. En el caso del sushi o los pescados crudos, se recomienda tener en cuenta que si vamos a consumirlos hemos de asegurarnos de que no tengan anisakis, ya que las reacciones pueden ser de gravedad para nosotros y para el feto si somos alérgicas. Lo mismo pasa con los ahumados. No siempre podemos saber si los alimentos procesados como los ahumados o los enlatados han destruido cualquier contaminación de ‘anisaki’, así que mejor no tomarlos por precaución.

Sin título

  • Huevos poco hechos: En este caso queda restringida su ingesta para evitar las posibles infecciones de gastroenteritis o salmonelosis que este tipo de alimento suele provocar – si se encuentra en mal estado-.
  • Lácteos y quesos curados: Igual que los huevos, queda restringido su consumo. Como asegura la CDC (Centers for Disease Control and Prevention)  este tipo de leches sin pasteurizar tienen hasta  150 veces más probabilidades de causar enfermedades como la Salmonella, Escherichia Coli , etc.  

Aquí tenemos algunas de las recomendaciones, pero no hay que olvidar que el embarazo se debe disfrutar y en su medida, cualquier antojo tomado con ganas no tiene porque hacernos daño.

Imágenes: pharma20.es,elembarazo.net

 

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *