¿Qué hacer cuando él sufre depresión post parto?

Aunque ahora están de moda los embarazos “masculinos” el título de este artículo no se refiere a estos casos, sino a aquellos en los que los varones entran en una depresión tras el nacimiento del bebé porque les cuesta asimilar los cambios que esta llegada genera en su vida.

Puede ser que nos cueste visualizar el problema pero las estadísticas indican que los hombres presentan depresión tras el nacimiento de un hijo en la misma proporción que las mujeres.

Aproximadamente un 20% de los padres primerizos padecen determinados síntomas que corresponden a la depresión postparto, por lo que el impacto de un nuevo nacimiento puede afectar de la misma manera a ambos progenitores.

De acuerdo al diario The Independent, uno de cada tres hombres podría sufrir depresión en alguna de las etapas del embarazo de su mujer o después del nacimiento.

Las desveladas, los llantos constantes, discusiones con la pareja, el ir a trabajar cansado y la responsabilidad de tener que sustentar a la familia ejercen una presión que pueden afectar la salud mental y emocional de la pareja, particularmente al varón.

En la web de consumer nos indican que la depresión en los padres podría afectar significativamente al niño, cuando alguno de los dos experimenta depresión postnatal, el hijo tiene tres veces más posibilidades de tener problemas de conducta: desde problemas emocionales y dificultades en la escuela hasta problemas de salud asociados.

Analicémoslo fríamente e imaginemos una pareja que recibe la visita de la cigüeña, la vida cambia por completo, los horarios nunca volverán a ser los mismos, ya no podrán volver a dormir a pierna suelta ya que estarán a pendiente de la respiración del bebé, de su alimentación, y cuando crezca, tampoco podrán descansar hasta que no haya regresado del botellón con los colegas.

Esta llegada, que supondría alegría y felicidad para todos, afecta a los hombres ya que pueden notar como su intimidad se trastoca, su pareja no está con ellos tanto tiempo como les gustaría, las visitas de parientes y amigos parecen no tener fin y el protagonismo es robado por completo por el bebé y la madre, aceptémoslo, casi nadie felicita al papá cuando nace un bebé.

En todos los rincones de la casa el nuevo papá percibe como se reduce su espacio, encontré en el blog de crónicas de lo crónico un testimonio muy interesante de un papá primerizo que nos comparte: “El padre recién parido pierde la autoridad sobre dos de sus más preciados territorios. En primer término, la nevera, cuyo espacio destinado a las cervezas cede ante el asalto de biberones, aros de dentición y suplementos vitamínicos; mientras el control de la tele le es arrebatado sin misericordia para, a cambio de la temporada de béisbol o de fútbol, sintonizar en Vale TV o Discovery Healt documentales sobre la pañalitis y la importancia de la lactancia materna”.

Conforme el estrés aumenta el sentido del humor es inversamente proporcional, los padres pierden la capacidad de vislumbrar una salida o alternativas para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de la casa.

Síntomas de la depresión post- parto

  1. Cansancio, dolor de cabeza y malestar físico en general.
  2. Irritabilidad, ansiedad e ira.
  3. Pérdida de la líbido
  4. Sentimientos de estar abrumado o sin control de la situación
  5. Alejamiento de la pareja, familia y amigos
  6. Disminución de la vida social
  7. Aumento de la carga de trabajo para evitar estar en casa
  8. Abuso en el consumo de medicamentos o alcohol en lugar de iniciar un tratamiento profesional para la depresión
  9. Sentimientos de enojo contra la pareja o los hijos y otros miembros de la familia
  10. Frustración al considerar que han fallado en su papel de padres y de pareja

De acuerdo a información de la UCM, varios estudios han encontrado que también las parejas de madres con depresión tienen un riesgo incrementado de padecerla, que se ha cuantificado en hasta un 50% más que la población general masculina.

La depresión posparto suele iniciarse en las primeras 4-6 semanas tras el parto. Sin embargo, puede aparecer ya en el mismo momento del parto. Se extiende durante un periodo variable de meses o incluso más de un año si el tratamiento no es adecuado.

¿Cómo ayudarle a afrontar los cambios?

¿Cómo ayudarle a superar la depresión?

Los padres muchas veces se sienten excluidos ya que su pareja se concentra en el bebé, sin embargo los hombres pueden desarrollar otras actividades como bañar o vestir al nuevo miembro de la familia así es que resultará muy útil involucrarlos en los cuidados.

La comunicación es fundamental para saber qué es lo que están experimentando ambos miembros de la pareja ya que esto es completamente nuevo para los dos (aunque ya hayan tenido hijos antes, cada caso es diferente), los cambios afectarán sobre todo a aquellos hombres acostumbrados a que la pareja les haga todo, por lo que es necesario hablar y establecer pactos para organizarse y tener tiempo para estar juntos.

Es fundamental que visites a un especialista para que les recomiende el tratamiento más conveniente para ustedes.

Consejos para que él supere la depresión post- parto

Encuentra un espacio para ti y tu pareja lejos de la familia y el trabajo.

Procura no perder su vida social como pareja así como los hobbies de cada uno.

Al final todo pasa por algo y cada vez que un bebé llega al mundo con él viene la posibilidad de que al crecer se transforme en un ser humano extraordinario que traiga bajo el brazo la cura contra el SIDA, una solución para acabar con el hambre en el mundo o una nueva forma de lograr que la riqueza se distribuya de forma más equitativa en el planeta, todo depende del amor y valores que se le inculquen, está en sus manos, es una gran responsabilidad y Dios, el destino o como quieran llamarle se las ha concedido.

Debe ser porque pueden hacerlo.

¡Ánimo!

Ver Más…

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *