Prepara a tu bebé para la llegada de un hermanito

Ha llegado el momento: hemos decidido que con uno no basta y no queremos que nuestro pequeño sea hijo único. Por ello, hemos decidido con nuestra pareja darle un ‘hermanito’ al que hasta hoy ha sido el rey de la casa. Lo hacemos por él, para que no se críe solo, para que nuestra familia crezca… Pero, ¿sabemos realmente cómo se siente un niño pequeño cuando nace un hermano? ¿Podría interpretar que va a ser ‘destronado’?

Si nos preocupa cómo reaccionará el primogénito en el momento que llegue el nuevo miembro de la familia,  es necesario que sigamos ciertas pautas para que no le pille por sorpresa y no lleguen a aparecer ese tipo de celos muy comunes que hacen sufrir sin razón a todos los que los rodean. Para que eso no llegue a suceder, lo mejor es que lo erradiquemos desde el origen.

Es decir, tenemos que hacer partícipe al mayor de los hermanos de toda la gestación. No tratar de ocultárselo, sino darle esa ‘responsabilidad’ de ser el de mayor edad que cuidará al pequeño que está en camino. Los niños suelen sentirse apartados y por celos y envidias tienen ese tipo de rabietas hacia los nuevos hermanos, aunque los padres hayan intentado que no se sientan así. Por ello, nuestra labor es el hecho de comentarle lo que está a punto de suceder, que nos ayuden a preparar la ‘ropita’ del bebé, escoger el nombre, tal vez pintar la habitación y hacerlos partícipes de cuánto podamos.

Lo más importante es que sean también los protagonistas, que les digamos que juegan un papel fundamental, y que les demos más muestras de cariño que nunca, para que no se vean desatendidos ni un momento, ya que su percepción siempre se magnifica mucho más que la nuestra.

Imagen: Para bebés 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *