¿En qué consiste el parto en el agua?

El parto en el agua ha sido elegido por muchas embarazadas como su opción ideal para dar a luz por ser un método natural y sin medicamentos.

Actualmente cada vez más hospitales ofrecen este tipo de  técnica, resaltando sus beneficios tanto para la madre como para el bebé. Aún así, hay que tener en cuenta también los inconvenientes de esta práctica.

 

 

¿En qué consiste el parto en el agua?

Es un parto natural que se puede realizar tanto en casa como en un centro médico.

Requiere de las instalaciones adecuadas. Lo mínimo es una bañera u optar por alguna pileta grande para mayor comodidad, en dónde se puede introducir también la pareja.

La temperatura del agua debe estar a 37°C durante todo el proceso, la mujer debe estar sumergida hasta el pecho y no permanecer un tiempo muy prolongado para que no se canse demasiado.

También se necesitan controles bacteriológicos del agua y realizar monitorizaciones del feto para comprobar su estado en todo momento.

 

Ventajas del parto en el agua

  • Los dolores de parto se mitigan, alivia el malestar y contribuye a que el momento del alumbramiento sea más cómodo.
  • Favorece la relajación muscular, y proporciona mayor facilidad de movimiento debido a la flotabilidad.
  • La duración del parto es más corta.
  • Para el bebé no será tan drástico el cambio de su hábitat, pasará del vientre de mama a un espacio de agua tibia.

 

Desventajas del parto en el agua

  • No se puede controlar la higiene como si se hace en un escenario clínico. Esta situación puede dar paso a una infección tanto en la madre como en el bebé.
  • El parto se puede complicar y por eso siempre debe estar controlado por médicos. En ese caso hay que acudir urgentemente a un hospital.
  • Se puede producir abundante sangrado.
  • Los bebés deben ser sacados del agua inmediatamente al terminar de salir del conducto de parto, al tener poca visibilidad para maniobrar es posible que haya desgarro del cordón umbilical. Esto podría provocar hemorragia.

Si decides experimentar el parto en el agua por qué consideras que los beneficios son mayores para ti y tu bebé, debes consultar con tu ginecólog@ que te puede ofrecer la atención médica especializada que necesitas.

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *