Meriendas saludables para los más pequeños

Seguir una alimentación saludable es de vital importancia para los niños en etapa escolar. Los alimentos escogidos para sus comidas deben ser una excelente fuente de minerales y vitaminas que sean útiles para buen crecimiento y desarrollo de los pequeños.

Queremos hablar de la merienda, parte esencial de una dieta saludable, que tiene que proporcionar al niño la energía necesaria para seguir jugando, aprendiendo y desarrollándose sin problemas.

 

 

Ideas para meriendas saludables

La fruta es imprescindible. Se deben tomar entre 4 y 5 porciones de frutas y verduras diarias. La hora de la merienda es el momento ideal para cumplir con ese propósito. Puedes prepararla de maneras originales:

  • En brochetas alternando fruta con queso fresco.
  • Batido de frutas con yogur. Ponlo en el congelador en un recipiente de helado ¡Les encantará!
  • Macedonia de dos o tres frutas. Colócala en un tupper de su personaje favorito.

 

 

Bollería y repostería casera: No es la opción más recomendable, pero de vez en cuando los niños van a querer algún pollo o galleta, en es preferible que le prepares en casa, a la repostería industrial. De esa manera puedes controlar el agregado de grasa y azúcar, por productos naturales.

Leche y yogur: Puedes preparar batidos con frutas. Al yogur le puedes agregar cereales, avena o pasas, dependiendo del gusto de cada niño.

Pan y tostadas: Tostadas integrales con aguacate y tomates cherry son una merienda perfecta. También puedes preparar tostaditas con jamón, queso o tomate y huevo duro.

Consejos para crear una merienda saludable para los más pequeños de casa

  • Debes incluir todos los grupos de alimentos: Frutas, verduras, lácteos y carbohidratos.
  • Trata de mantener el interés de los niños utilizando diferentes colores, texturas y formas.
  • Enséñales qué alimentos se deben consumir todos los días y cuáles pueden comer ocasionalmente.
  • Prepara la merienda la noche anterior, o deja los alimentos a mano para que la puedas preparar con tiempo.
  • Habla con los niños en el momento de comprar y preparar las meriendas. Incluso puede ser una gran idea que la preparéis juntos.

Es muy importante que nuestros hijos se acostumbren a comer sano y variado, que los alimentos contengan todos los nutrientes. De esa manera estaremos previniendo posibles enfermedades futuras. Además, es de lo más importante enseñarles hábitos saludables como una correcta hidratación y la practica de ejercicio físico.

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *