Los pequeños y el sol ¡Protégelos al máximo!

El verano ha llegado y los niños adoran estar al aire libre, pero antes que nada es importante cuidar su delicada piel y protegerla de los dañinos rayos solares. En Nosotras te damos algunos consejos claves que no debes olvidar.

Cuando las temperaturas suben la playa no es el único lugar donde los pequeños pueden broncear su piel e incluso acabar con quemaduras debido a un descuido, los parques, excursiones a lugares al aire libre, la montaña y las muchas horas de juego fuera de casa pueden llevar también a este escenario.

Por eso nuestra primera recomendación es no subestimar la potencia del sol, siempre aplica crema solar al rostro y brazos de los niños cuando salen o a todo su cuerpo si están en la playa. La elección del factor de protección solar es fundamental y nunca debe ser menos a 30 FPS en el caso de niños con una piel no tan clara y de 50FPS si se trata de pequeños muy blancos.

Compra siempre productos especiales para niños mucho más resistentes debido a los activos que son, toma en cuenta que si están en contacto con el agua o sudan mucho deberás retocar con frecuencia la crema aún cuando a ellos les parezca molesto. El uso de sobreros es la mejor opción para proteger la delicada piel de la cara.

Además siempre es recomendable que los niños se mantengan el mayor tiempo posible en la sombra entre las 11 y las 16 horas momento en el que el sol se encuentra más fuerte. Disfruta junto a tus niños el verano pero siempre con precaución para evitar quemaduras desagradables y molestias en la piel.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *