Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Los niños también necesitan vacaciones

El verano suele ser la estación más esperada del año, y con ella, las ansiadas vacaciones. Tanto es así que los últimos días antes de que empiecen parece que el tiempo avanza más lento de lo habitual, estamos más cansados y tenemos menos ganas de trabajar. Si los adultos necesitamos un descanso para desconectar de la rutina, ¿por qué iban a ser los niños diferentes?

Un estudio elaborado por HomeToGo, buscador de alojamientos vacacionales, ha demostrado como los periodos vacacionales influyen de manera positiva en seis aspectos del crecimiento de los más pequeños de la casa:  el desarrollo de los sistemas cerebrales, la creatividad, la concentración, el coeficiente intelectual, la felicidad y los lazos familiares.

Todo esto se debe a que las experiencias que se viven durante el periodo de vacaciones activan una serie de componentes del comportamiento humano que favorecen el desarrollo intelectual de los niños. En concreto, se desarrolla el deseo de la curiosidad y la interacción social al moverse en entornos diferentes, lo que hace que estos liberen neurotransmisores del bienestar – entre los que destacan los opioides, la oxitocina y la dopamina -. Estos neuroquímicos son capaces de reducir el estrés, activar sentimientos de cercanía y confianza, lo que contribuye a mejorar la salud y el bienestar de los peques.

Johanna Saldon, una conocida blogger de mamasviajeras.com afirma que “viajar es una inversión para el futuro. Ayuda a los niños a adaptarse mejor a otras culturas, a otros idiomas…Su capacidad para conocer el mundo, para reaccionar, para no asustarse ante cambios va ser mucho mayor. Son niños con una mentalidad mucho más abierta que han crecido durante toda su infancia adaptándose a gente diferente ”. Por lo tanto, las vacaciones no solo suponen un simple cambio de rutina y entorno, si no todo lo que ese cambio acarrea. Es decir, un aumento de las funciones ejecutivas, desarrollo de coeficiente intelectual, salud física y mental. ¡Es realmente increíble todos los beneficios que pueden llegar a tener unas vacaciones!

La especialista en el grupo de Biología del Comportamiento Humano, Dra. Gabriele Haug-Schnabel, afirma que “ un cambio en el entorno estimula el lóbulo frontal y ofrece un desarrollo en la capacidad de sentir, mirar, escuchar y tocar. Todo ello se convierte en una oportunidad ideal para la reflexión, el entendimiento, la comparación y el planteamiento de conclusiones ”. Además un estudio realizado por la Universidad de Illinois, asegura que estar en contacto con la naturaleza más de 20 minutos hace que los niños mejoren sus niveles de atención y concentración.

Por si no fuera poco, salir de la rutina fomenta la creatividad en grandes dosis. Los niños descubren nuevos hábitos, costumbres y culturas, un aprendizaje totalmente enriquecedor y necesario. También tienen que enfrentarse a nuevas situaciones y circunstancias, ampliando sus horizontes y aprendiendo a observar el mundo desde diferentes perspectivas.  En este sentido, investigadores y pediatras han demostrado que los niveles de felicidad de los niños aumentan al ir de vacaciones o al planear estos periodos con sus padres. Abrazar la diversidad del mundo, abrir su mente y desarrollar su creatividad aprendiendo cosas nuevas ayuda a los niños a formarse como personas en un nivel educativo y social.

También es importante saber que el modo de vida de hoy en día caracterizado principalmente por padres con largas jornadas laborales y una rutina cargada de estrés, no facilita el fortalecimiento de los lazos familiares. Es esencial encontrar tiempo para el núcleo familiar, por este motivo las vacaciones son la oportunidad ideal para pasar tiempo en familia y desconectar de la ajetreada rutina.

Sabemos que es complicado, y por causas económicas en ocasiones viajamos menos de lo que nos gustaría. Pero a veces es cuestión de priorizar, intentar escapar de la rutina y desconectar aunque sea al lado de casa. Nuestros hijos y nosotros mismos nos merecemos más atención de la que nos damos. ¿Nos regalamos un merecido descanso?

Imágenes: Pinterest

 

 

 

 

 

 

 

 

Más sobre: familia | niños | salud | vacaciones | viajar |
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *