Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

¿Por qué es imprescindible que tu hijo tenga un disfraz?

Este fin de semana llegan los carnavales, una de las fiestas de disfraces por excelencia y veremos a muchos niños y adultos disfrazados. Que los niños se disfracen para carnaval o Halloween está muy bien, pero deberían hacerlo durante todo el año. Me explico. Cuando un niño se disfraza, juega a interpretar el rol; lo más probable es que si se disfraza de médico, juegue a curar a sus muñecos, si va de profesora juegue a enseñarlos, si es de mago haga trucos y pociones mágicas, además de pasárselo estupendamente y más si lo hace acompañado de sus amiguitos.

Si a tu hijo le han invitado a una fiesta de disfraces, es importante que vaya disfrazado, pues se sentirá raro y extraño si es el único que no lo hace. Aconsejamos preparar el disfraz los dos juntos unos días antes, para que ese día se lo pase en grande con sus amigos.

Con los disfraces contribuimos al desarrollo de los niños, fomentamos su creatividad, su imaginación y su empatía. Los disfraces nos ayudan a ponernos ‘en la piel’ de otro, y de este modo es más fácil entender y comprender los sentimientos de los demás.  El niño disfruta creando situaciones y personajes para jugar.

disfraz_niños

 

El disfraz también puede ayudarnos a descubrir cómo percibe el niño a los adultos que conviven con él. Observemos cuando el niño se disfraza de “papá” o “mamá”, como tiende a reproducir los comportamientos observados en sus progenitores sobre sus muñecos o sus amigos. Si los analizamos, nos puede ayudar a saber como percibe el niño a sus padres y como tiene de integradas determinadas conductas.

Los niños tienen que aprender a distinguir la realidad de su imaginación, es por eso que mientras están disfrazados, jugando, les seguiremos el juego, alabando lo bien que vuelan; pero cuando se ha acabado el tiempo de jugar y ya se han quitado el disfraz, si nos dicen que tienen una capa mágica y que va volando por la cocina, hay que decirles que no, que es un disfraz y que ahora ya no toca volar por la cocina, si no terminar de cenar para irse a la cama.

 Sílvia-AlavaSilvia Álava Sordo es directora del Área Infantil Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron” de la Editorial JdJ editores y Actitud de Comunicación.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: Pinterest

Más sobre: carnaval | disfraces | disfraz |
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *