Enseña a tus hijos a comer sano

La importancia de que nuestros hijos coman bien, y aprendan a discernir entre los alimentos que son sanos y los que no lo son tanto, es algo fundamental para su desarrollo. Es cierto que hacer que un niño de corta edad coma gran cantidad de fruta y verdura, no quiera abusar de menús tal vez más fáciles, y no deje nada en el plato, es una tarea complicada, pero también es cierto que no es imposible. Además, todo lo que aprendan a comer durante los primeros años de vida puede convertirse en hábitos que podrán desarrollar el día de mañana, cuando sean autónomos y coman por sí solos, y sobre todo, esto puede retribuir en su salud.

Así lo afirma el Estudio Alsama 2.0, que revela que una ingesta de proteínas superior a la que recomiendan pediatras y endocrinos en edades comprendidas entre los 0 y los 3 años puede estar relacionado con que el niño sufra sobrepeso en años posteriores. Esta investigación, única hasta la fecha, habla por tanto de la importancia de que se gestione bien cuándo y sobre todo cuánta cantidad de proteínas damos  a nuestros pequeños para que cuando crezcan no tengan sobrepeso.

Desde este estudio se extrae también que un aumento de un 1% en la proporción de proteína de la dieta se correlaciona con el índice de masa corporal de los pequeños, algo que se ha demostrado a través de una muestra de 1500 niños. Lo realmente preocupante es que nada más y nada menos que el 95,9% de los pequeños entre los siete meses y los tres años tienen un exceso de proteínas en su organismo que podría hacer que desarrollasen un peso con el que tendrían problemas en el futuro. Por ello, reiteramos la importancia de enseñar a nuestros niños a comer desde bebés, para ayudarles a estar sanos en cuanto a alimentación el resto de su vida.

Imagen: Pequelia

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *