Descubrir el tacto de nuestro bebé

¿Sabías que el masaje es un estímulo ideal para los más pequeñines?Sentir el calor de tus manos les tranquiliza, alivia sus dolores y hace que crezcan más seguros y felices. Si aun no lo has hecho, te enseñamos cómo dar un masaje a tu bebé.

En un mundo cada vez más virtual y tecnologizado, el contacto físico parece que vaya pasando a la historia. Sin embargo, nuestras abuelas bien sabían del poder curativo de las manos, de las friegas, del calor del cuerpo de un ser querido…Con la llegada de nuestro bebé, sin embargo, tenemos una oportunidad genial para recuperarlo.

Pensemos que ahora que son tan pequeños y no pueden expresarse con palabras, necesitan expresarse de otro modo: con el lenguaje corporal. Darles pie y acompañarles en su desarrollo comunicativo corporal es muy positivo para ellos.

Muchas veces su llanto no reclama tanto comida o sueño como protección. La cercanía física de los padres, su contacto, piel contra piel, es muy positivo para el bienestar del bebé. Por eso, entre otras razones, masajear el cuerpecito de nuestro bebé es una manera fantástica de cuidar su salud y su felicidad.

Hay quien asegura, por ejemplo, que hacerle un buen masaje al pequeñín o pequeñina justo después del baño y antes de ir a dormir no solo le ayuda a descansar mejor, sino que reduce el riesgo de malestares digestivos y a la larga le protege de otras dolencias derivadas de su estrés emocional o de fatiga.

Puede parecer extraño hablar en estos términos refiriéndonos a los bebés. Pero pongámonos en su piel. Para ella o él todo es nuevo y al principio está, claro, el miedo. Su cuerpo también está adaptándose al nuevo medio en el que ha aterrizado de sopetón y es normal que padezca las consecuencias: cólicos, estreñimiento, mucosidad, irritaciones en la piel…

Para ayudarle en este proceso de habituación es muy positivo contar con el recurso del masaje. Hay masajes específicos indicados para cada dolencia, podéis encontrar indicaciones en gran cantidad de libros especializados. Además, hoy en día, con Internet, tenemos una fuente inagotable de información y recursos. Os dejo, para las interesadas, una demostración de masaje de la mano de la fisioterapeuta Estela Pérez (La Guía del Niño).

Autor: Agnes Santos

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *