Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

Depresión post parto, ¡no dejes que te supere!

Durante nueve meses sólo has tenido un pensamiento, una idea, un deseo: traer al mundo a un bebé sano. Has dedicado casi 300 días a gestar una vida; te has preocupado por su desarrollo, su bienestar en tu vientre materno. Te has cuidado, has asistido puntual a tus revisiones, análisis, ecografias y demás citas médicas.

Qué decir de preparar su llegada, el famoso síndrome del nido, que se acentúa cuando se acerca la hora del parto. En el mundo occidental en el que vivimos parece necesaria una parafernalia de colores para acomodar al niño en casa y cada paso en su crecimiento y evolución viene acompañado de un nuevo aparato, Gadget o adminículo.

En definitiva, has realizado un grandísimo esfuerzo que ha durado mucho tiempo y a causa del que has llegado exhausta física y emocionalmente al alumbramiento de tu niño.

Muy poco puedo añadir sobre la enorme prueba física que supone dar a un luz. Y ahora, cuando creías que todo había acabado es, en realidad, cuando empieza la aventura.Tras los primeros días de visitas tu pareja tiene que regresar al trabajo y te sientes sola y desinformada, en muchas ocasiones, sobre los cuidados básicos de un niño, a pesar de que creías tenerlo todo controlado. Te encuentras ante un gran desafío, que, además, durará para siempre. El peso de la responsabilidad te agobia.

Está bien, créeme, no eres la única ni la primera que atraviesa este abismo que a veces, unido a los desarreglos hormonales propios del puerperio, desemboca en la llamada depresión postparto. Muchas veces es necesario acudir a un especialista. Otras, tomar control de la situación, organizarse y conseguir calmar la ansiedad son suficientes para recuperar las riendas de tu vida.

Con este artículo pretendo poner mi pequeño granito de arena. Toma nota, espero serte de utilidad. Felicidades por tu bebé y ¡a por todas!

  1. Destierra de una vez por todas la imagen de Superwoman. No existió superman y tampoco su homónima femenina. El bebé es tu prioridad y el resto es absolutamente secundario. Pide y acepta la ayuda de familiares y amigos. Incluso en cuanto al bebé. Será tu oportunidad para descansar y dormir, lo que te permitirá cuidar al niño y a ti misma en mejores condiciones.
  2. El sexo volverá a ocupar su lugar en tu vida. Ahora no puedes practicarlo ni con la regularidad ni con la intensidad de antes. Hazselo saber a tu pareja, dile que le quieres y si te corresponde lo entenderá totalmente.
  3. No confundas la actividad con las tareas domésticas. Cuando necesites sentirte útil busca tu ocio, siendo consciente de que el parto te ha dejado agotada. Todo requiere un proceso, pero , poco a poco, puedes realizar actividades que te gusten y relajen. Un café con tus amigos, una salida, ir al cine…
  4. Toma consciencia de que el dolor es normal en las primeras semanas, más si has dado a luz con cesárea. Si das el pecho, también puedes sentir irritación en el pezón. El útero debe volver a su tamaño normal, por lo que notarás de forma frecuente pinchazos y molestias. Pueden aparecer las hemorroides en caso de parto natural y necesitas, por otro lado, realizar algún ejercicio para fortalecer los músculos pélvicos y evitar las pérdidas de orina.
  5. Recuerda que hasta el 80% de las madres sienten tristeza durante los primeros días tras el parto. Tu matrona te puede ayudar. Pero también la quiropráctica, que, al contribuir a recuperar el equilibrio de tu columna, incide en tu equilibrio general: físico, psíquico y emocional.

Ata Pouramini

 Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina”. Es Doctor en Quiropráctica y posee en Valencia una de las consultas más importantes del mundo . Licenciado en Ciencias Humanas, es experto en nutrición y orientador en salud

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *