Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

¿Sabías que la madre perfecta no existe?

Todas las personas, por nuestra condición inherente de humanos, somos imperfectas, y es algo que tenemos que asumir desde el principio. Con la maternidad pasa lo mismo, la ‘madre perfecta’ no existe. Otra cosa muy diferente es ‘pasar de todo’ y no involucrarse en la educación del niño, o por lo menos no intentar hacerlo lo mejor posible.

Las madres muy auto exigentes pueden percibirse con una mayor facilidad como imperfectas o ‘malas’ madres simplemente porque tienen puesto el listón más alto, no porque lo sean. En el caso de mujeres más inseguras, esto también les afecta a su rol como madre, pues pueden pensar que no lo hacen bien, que tendrían que hacer las cosas mejor, gestionarlas de un modo distinto… Sintiéndose mal y culpables, en lugar de aprender de sus errores y corregirlos.

madre_bebe_1

No existe un baremo para medir ‘cuánto de buena madre se es’. Por darles verduras cuatro veces por semana, en lugar de tres, no se es mejor madre. No dejes que nadie te machaque con sus teorías. Hay que actuar utilizando el sentido común, que en educación, muchas veces es el gran olvidado, atendiendo las necesidades de cada niño y hacerlo siempre lo mejor posible. Puede que lo que a otras madres les ha funcionado, a ti no te valga.

10 consejos para no venirse abajo y no sentirse una mala madre:

La madre perfecta no existe, porque no existen las personas perfectas.

  1. Asume tus limitaciones. Conociéndolas podrás pedir ayuda y trabajar en mejorarlas.
  2. No te fustigues por tus errores, reconócelos, y aprende de ellos.
  3. Infórmate sobre la problemática de tu hijo, el conocimiento aporta seguridad.
  4. Confía en ti misma. Madre no hay más que una, y esa eres tú.
  5. Procura pasar buenos momentos con tus hijos, en los que no solo las obligaciones estén presentes.
  6. Juega con ellos, y hazles mimos. Los besos, caricias, cosquillas, ayudan a fomentar el vínculo emocional y el apego.
  7. Corrígeles cuando no lo hacen bien. Es parte de tu labor como madre.
  8. Procura no enfadarte y no gritar. Cortarles a tiempo con una mirada cargada de desaprobación, ahorrará muchos gritos y malos ratos.
  9.  Aprende a querer a tus hijos como son. La base de la educación estará en mitigar sus defectos y potenciar sus valores.

 Sílvia-AlavaSilvia Álava Sordo es directora del Área Infantil Centro de Psicología Álava Reyes y autora del libro “Queremos Hijos Felices. Lo que nunca nos enseñaron” de la Editorial JdJ editores y Actitud de Comunicación.

 

 

 

 

 

 

Imágenes: nocturnar

Más sobre: educacion hijos | hijo | hijos | madre |
  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *