Consejos para una feliz llegada a casa con tu bebé

El momento de llegar con tu bebé del hospital a casa es un momento muy especial, de muchísima emoción.

Es la misma casa de siempre, pero notas que ha cambiado, que ya nunca volverá a ser la misma… hay un nuevo integrante del hogar que lo va a revolucionar todo. También es un momento de nervios, porque no sabes cómo va a ser el bebé, si comerá bien, si dormirá bien y tienes incluso dudas de si tú, como madre, lo sabrás hacer bien.

 

 

Pues lo vas a hacer bien, seguro, porque ser madre es un instinto. Y además, porque con cariño y empeño se acaba haciendo todo bien. En cualquier caso, te dejo con algunos consejos para que esos primeros días en casa con tu bebé sean lo más sencillos y agradables posible.

 

  • No importa tenerlo todo montado ni preparado en casa ni que todo esté perfecto. A lo mejor el bebé se adelantó, a lo mejor estuvisteis tan ocupados que no pudisteis dejarlo todo preparado como os hubiese gustado… ¡No pasa nada! Vivimos en una época en la que si te hace falta algo, hay siempre algo abierto, farmacias 24 horas y los servicios de compra online te envían a casa cualquier cosa que necesites en unas horas. Por lo tanto, no te preocupes. Si necesitas algo, lo pides. Seguro que hay un montón de familiares o amigos que están encantados de comprarlo y acercártelo para darte un beso y ya de paso, conocer al bebé.

 

  • No mires el reloj, los horarios los marca el bebé. Ya no importan tanto el día ni la noche. Céntrate en atenderle, que esté tranquilo, que coma y que duerma. Eso es lo importante. Luego en los ratitos que tengas libres ya irás aprovechando para ducharte, ordenar un poco, revisar los mensajes de whatsapp, etc. Para eso hay tiempo más adelante. Recuerda que si la mamá está tranquila, el bebé también estará tranquilo.

 

 

  • Está muy bien pedir ayuda. O porque necesites una mano con la casa o porque sea tu primer bebé y no sepas muy bien cómo hacer ciertas cosas. Seguro que tus padres, hermanos, cuñadas, amigas están encantadas de echarte una mano con lo que sea. Si no, también puedes contratar a alguien que venga a limpiar la casa -y ya de paso tener un ratito para ducharte 😉 Adicionalmente, si quieres un poco de refuerzo con el bebé a parte de los consejos de tu madre, hermanas o amigas, también puedes llamar a una matrona para que vaya a tu casa a aconsejarte. Da mucha seguridad. Te enseña cómo bañarle, te ayuda con el pecho, te aconseja cómo quitarle los gases, cómo ponerle a dormir, etc. Infórmate en tu centro de preparación al parto porque cada día se ofrece más este servicio.

 

  • Descansa para recuperarte. Cuando antes estés bien mejor podrás cuidar del bebé y sobre todo lo podrás disfrutar más. Ya verás como poco a poco te vas sintiendo con más fuerza y más segura.

 

  • Anota los ritmos de tu bebé. Para entender cómo va evolucionando y si está comiendo y haciendo sus cositas como debiera. A mi me ayuda apuntarme las horas en la que le daba el pecho (si tomaba de un pecho o de los dos) o si le das el bibe la hora y la cantidad, anotar las veces en las que hacía caquita, etc. Es cómodo compartir con tu pareja esta información ya que en ocasiones será quien cambie al bebé o le de el bibe. Para ello podéis utilizar una app como Dommuss, de organización familiar en la que podrás compartir esta información y otra mucha de utilidad.

 

  • Y por último, disfruta lo máximo posible de ese momento porque es mágico y no se volverá a repetir.

 

Rita Alonso Pablos es experta en Organización doméstica y familiar y creadora de Dommuss, una app disponible para Android y para iOS, La herramienta perfecta para la gestión y simplificación de la logísitica familiar.

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Dommuss

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *