Consejos para que la navidad no te afecte cuando estás embarazada

embarazada_nav_1

Llega la Navidad, la época por excelencia de los excesos. Comidas que se prolongan hasta la cena, brindis con alcohol, empachos, mariscos, embutidos y, por supuesto, los típicos dulces navideños. En cuestión de pocos días aparecen todos los alimentos vetados por el ginecólogo. A lo que se le añade el estrés que sufren las mujeres embarazadas, ocasionado por el ajetreo rutinario, la actividad incesante, las aglomeraciones en los centros comerciales, etc. Desde Accuna proporcionan estas pautas para que puedas disfrutar de tu embarazo esta navidad sin preocupaciones.

Cuida de tu alimentación igual o más que antes

Durante la preñez se produce la digestión de forma más lenta y puedes experimentar gases y sensación de malestar. Lo que es totalmente normal. Por eso, los nutricionistas instan a que lo mejor es llevar una dieta sana, equilibrada y moderada durante los nueve meses, ya que influye directamente sobre el desarrollo del bebé. Es aconsejable mantener los mismos hábitos saludables y evitar el consumo de carnes y pescados crudos. Prescindir de dichos alimentos es vital porque pueden estar contaminados por la bacteria Listeria monocytogenes, que se transmite a través de la placenta al bebé, produciéndole secuelas neurológicas o conduciendo a un parto prematuro.

De modo que, aunque el salmón ahumado te encante, es mejor que durante estas fechas lo descartes. Olvídate también de los productos lácteos, que no hayan sido elaborados con leche pasteurizada. Los especialistas en nutrición inciden en la importancia de evitar los alimentos poco procesados como el queso fresco, el paté y el foie.

embarazada_navidad_2

Procura descansar y tener una buena higiene postural

Es bien sabido que durante estas fechas se suele asistir a numerosos encuentros familiares, salidas y paseos nocturnos. Un exceso de actividad que te puede producir dolores de espalda y riñones, al estar muchas horas de pie. Y es que durante esta fase se acentúa el cansancio, más si cabe, por lo que es importante que atiendas de forma correcta las horas de sueño, descanses bien y realices ejercicios de relajación muscular. De esa forma, notarás mejoría en los dolores lumbares y tu bebé te lo agradecerá.

Evita las situaciones de estrés

Este es otro síntoma habitual que aparece en el embarazo pero se incrementa durante las navidades porque no paramos quietos. El feto puede percibir este ajetreo hormonal y tus estados de tensión y crispación. En este sentido, te recomendamos que evites todas las preocupaciones innecesarias y busques, aunque sea, un momento del día para darte un baño relajante o un masaje para liberar tensiones.

Nada de alcohol ni fumar durante los nueve meses

En el momento que te dan la feliz noticia de que esperas un bebé lo primero que te indican es que durante el periodo gestacional no puedes fumar ni beber alcohol. Pero en navidades esta tarea se complica, porque muchos familiares y amigos te invitan a brindar por las fiestas, el año nuevo, los propósitos del 2017.

Aunque pienses que un par de copas no entrañan peligro alguno, es mejor que no te la juegues porque su consumo no está aconsejado en ningún momento de la gestación. Está demostrado que causa daño al bebé, sobre todo en el primer trimestre, porque el alcohol viaja por la sangre hasta llegar a los órganos y tejidos del feto, donde se descompone muy lentamente en su organismo. Y en el caso de que se den consumos exagerados, el bebé podría sufrir el denominado síndrome alcohólico-fetal.

Imágenes: Accuna

Más sobre: embarazada | embarazo | navidad |

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>