Consejos para que el dormitorio de tu bebé sea cómodo y seguro

La llegada de un bebé es todo un acontecimiento en la vida de cualquier pareja: no solo por lo que de por sí significa, sino también por las modificaciones vitales y hogareñas que implica. El cuarto del recién llegado es uno de los ítemes que más tiempo y dinero puede llegar a requerir.

No se trata solo de la decoración: de hecho, esto queda casi en un segundo plano, tomando mayor preponderancia el diseño y la comodidad, de forma tal que sea un sitio completamente seguro y acogedor para el más pequeño de la familia.

A continuación, te contamos algunas recomendaciones para que la habitación de tu bebé sea segura y acorde a las necesidades de él y también de ustedes,  los padres, cuidando al máximo su integridad y bienestar.

Los bebés crecen muy rápido, y si en un primer momento duerme casi todo el día y apenas se mueven, cuando te quieras acordar, ya será movedizo y mucho más activo. En este sentido, será necesario instalar algunos elementos de seguridad desde el principio, para no tener que preocuparse con el paso del tiempo.

carritos_de_bebé

Seguridad para bebés pequeños

Cuando los bebés son pequeños, antes del año, su movilidad es reducida, especialmente en los primeros meses de vida. Suele ser en coincidencia con el primer año, que comienzan a caminar y a andar por la casa, momento en que las medidas de seguridad deberán ser reforzadas (si es que no las han tomado ya).

Las medidas básicas incluirán el elegir pinturas para la decoración del dormitorio que no contengan sustancias tóxicas, el conseguir una cuna adecuada y segura, y el evitar dejarle cerca objetos que pueda querer tomar y tirarse encima, entre otras. También será importante que no lo dejes solo en algún lugar alto, como puede ser el cambiador; aunque te parezca que no, podría darse la vuelta y caer. Así que mucha atención con este tipo de episodios.

Existen ciertos elementos que garantizan en gran medida la seguridad del bebé: la protección con tapas de los enchufes (quedan a su altura y son un punto de atracción para los más pequeños), los topes para las puertas, serán esenciales ya que evitarán que puedan cerrarlas y pillarse los dedos, así como cierres de seguridad en las ventanas, especialmente en su cuarto y zonas donde más ande.

bebé_juego

Hay padres que también instalan una cámara de vigilancia para ver y oír al bebé, sobre todo, cuando está durmiendo y evitar así que pueda caerse o tener cualquier inconveniente.

Otro consejo importante: si tienes librerías o cualquier mueble alto, deberás anclarlo muy bien a la pared, los niños pueden querer colgarse, lo que puede terminar muy mal.

Colocar una alfombra higiénica en el dormitorio del bebé, también puede ser una buena idea, ya que podrá jugar allí, más cómodamente y sin riesgo de golpes (o, al menos, los amortiguará). Solo asegúrate de colocarle malla o cinta antideslizante para evitar que se mueva y el pequeño pueda resbalar.

Pues bien, son algunos consejos sencillos para que tu pequeño esté seguro y pueda crecer y jugar sin inconvenientes. Si bien estas medidas son esenciales para su cuarto, también podrás extenderlas al resto de la casa, sobre todo a aquellas estancias donde más tiempo pasan, la cocina, la sala de estar o el baño.

Imágenes: stylemotivation.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *