10 Consejos prácticos para que tu hijo obedezca

Ser padres es fantástico, pero a veces puede resultar un arduo trabajo si nuestros pequeños no nos obedecen. Pataletas, rabietas y oídos sordos son algunas de las reacciones de nuestros pequeños cuando se niegan a hacernos caso. Para todas aquellas madres que se sientan identificadas con esta situación, no os preocupéis ni desesperéis. Podéis cambiar esta situación si le ponéis empeño. Para ello, y con ánimos de intentar aliviar el trabajo, propongo diez consejos prácticos que hay que hacer para que vuestro hijo os obedezca. Ponerlas en práctica y me contáis:

  1. Párate y piensa. ¿Qué tiene que hacer tu hijo?
  2. ¿Cómo hacerlo? Establece un tiempo límite.
  3. Establece consecuencias tanto por hacerlo, como por no hacerlo.
  4. Observa que es lo que está ocurriendo cuando no obedece, ¿qué hace el niño? ¿qué haces tú? Analizándolo te darás cuenta que en ocasiones gracias a no obedecer consiguió que estuvieras pendiente de él.
  5. Actuar más y hablar menos. En el momento en el que se están saltando la norma, no es el momento de hablar o intentar razonar con él.
  6. No cedas pensando que de esta forma la situación no irá a más, dado que va a suceder lo contrario: el niño entrará en una espiral de enfado y provocación, en la que cada vez su conducta se reforzará y se portará peor, y será más difícil mantener el autocontrol en ese momento y no gritar.
  7. Utiliza la extinción. No tendrás mi atención mientras no estás obedeciendo.
  8. Recuerda la importancia de la comunicación no verbal. Es más importante cómo decimos las cosas, que el mensaje en sí.
  9. Refuérzale mucho y préstale mucha atención cuando sí obedece.
  10. Enuncia las órdenes en positivo. Se que hoy vas a desayunar estupendamente, te lo vas a tomar todo tu solito y mamá estará súper contenta al ver que lo has conseguido.

 

Imágenes: mamaextrema 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *