Conoce los distintos métodos de reproducción asistida

Cada año nacen 25.000 bebés gracias a los métodos de reproducción asistida. Quizá este debería ser el punto de partida de esta noticia, en la que vamos a abordar los distintos métodos con los que lograr el embarazo con ayuda profesional.Comencemos con un mensaje feliz, de grandes resultados, de esperanza y no con las estadísticas de muchísimas mujeres que a día de hoy no logran tener un hijo. Por supuesto, son cifras muy considerables; si hablamos de parejas la Sociedad Española de Fertilidad cifra en 800.000 y supondrían el 17% de la población.

Entre las parejas que no pueden tener hijos y los bebés nacidos mediante los llamados TRA, los tratamientos de reproducción asistida, hay un largo camino, pero no siempre tortuoso. Los avances médicos y los accesos cada vez más universales a estos tratamientos cada día nos ofrecen más posibilidades de éxito.Este preámbulo se debe a que para muchas parejas el deseo de tener un hijo no es sólo eso, un deseo, es un proyecto de vida. Cuando no se logra por métodos naturales, la frustración se convierte en depresión en la mayoría de ocasiones. Tristeza, ansiedad, problemas en la pareja, situaciones que tampoco ayudan a crear un entorno tranquilo para que la concepción se logre.

madre

A ellos y a quienes tienen dudas sobre si su hijo está tardando demasiado en llegar les quiero decir que lo primero es despejar el concepto de infertilidad. Podemos decir que existe un problema de este tipo cuando tras un año de tener relaciones sexuales sin protección y con la intención de lograr el embarazo no hemos obtenido el resultado deseado. Es entonces cuando debemos pedir ayuda al especialista, en este caso a los expertos en reproducción asistida entre los que me encuentro.

Será necesario entonces realizarse con celeridad unas pruebas, si la edad de la mujer está dentro de la treintena. Me explico: si tienes problemas para quedarte embarazada con 25 años no resulta tan problemático como si tienes 35, edad en la que la reserva ovárica ha comenzado a disminuir a gran velocidad.En Clínicas Eva aconsejamos el estudio de fertilidad inmediato para que la reproducción asistida pueda ser una solución. Una vez realizadas las pruebas, un estudio ecográfico y hormonal, existen diversos tratamientos para lograr el embarazo. El especialista, una vez también estudiada tu pareja, deberá proponeros el más viable para lograr el embarazo.

bebe

Estas son a grandes rasgos las opciones ofertadas en las clínicas:

  • Fecundación In Vitro: Consiste en fecundar en el laboratorio los óvulos de la paciente, previamente extraídos, con los espermatozoides de su pareja.
  • Con donante masculino: Los espermatozoides proceden, en este caso, de un donante de semen.
  • Con donante femenino: Si el donante es femenino, se utilizan los óvulos sanos de una donante, con el fin de fecundarlos en el laboratorio con los espermatozoides de la pareja de la paciente, cuando ésta tiene problemas de fertilidad.
  • Con donantes masculino y femenino: La fecundación in vitro con donante masculino y femenino requiere de los óvulos y los espermatozoides de donantes anónimos, para conseguir embriones y transferirlos al útero de la paciente. Pueden realizarla pacientes que tengan problemas de fertilidad en ambos casos.
  • Inseminación Artificial: En este tipo de Inseminación se inyectan en el útero los espermatozoides de la pareja de la paciente, previamente seleccionados de una muestra de semen con el fin de escoger los de mejor calidad.
  • Inseminación artificial con donante: En la IAD se utiliza el esperma de un banco de semen. Se emplea este tratamiento cuando el semen de la pareja no es válido o cuando la paciente es madre soltera o con pareja femenina.
  • Vitrificación de óvulos: La mujer congela sus propios óvulos cuando se encuentra en edad reproductiva, garantizando así su calidad. Puede implantárselos aun cuando se encuentre en la menopausia.
  • Congelación de semen: La paternidad también se puede preservar mediante la criopreservación, que garantiza la viabilidad de los espermatozoides una vez descongelados.

Y, por último, el método ROPA, una variante de la Fecundación in Vitro. Con esta técnica, para parejas femeninas, las dos mujeres participan activamente en la creación y nacimiento del bebé. Consiste en extraer y fecundar los óvulos de una de ellas e implantar el embrión obtenido en el útero de su pareja. Ambas mujeres juegan un papel determinante: una será madre biológica (aportando el óvulo) y la otra será madre gestante (la que queda embarazada, y da a luz).

isabel_santillan

Isabel Santillán es Directora Médica de Clínicas Eva.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *