Mobile porn - Watch porn - free porn - porn - free porn - Porn Movies - HD Sex Porn - HD Sex Porn

¿Cómo recuperar el vientre plano tras el embarazo?

Después del embarazo muchas mujeres experimentan cambios corporales bastante severos y se encuentran con la frustrante realidad de que se han producido modificaciones corporales de carácter permanente en su cuerpo, que no resultan ni mucho menos de su agrado. Una de las zonas que más sufre el efecto de los embarazos es el abdomen. Durante la gestación, las estructuras que más daño reciben son la musculatura abdominal – rectos anteriores del abdomen – y la propia piel del área, que sufre un efecto de expansión muy intenso durante el mismo.

En cuanto a la musculatura, se produce lo que se conoce como “diástasis de rectos abdominales” esto es, una separación en la línea media de la musculatura que implica la  pérdida de un vientre plano: al estar separados de la línea media los rectos anteriores del abdomen, estos no son capaces de mantener la tensión necesaria.

Por otra parte,la piel sufre un efecto de expansión y distensión muy intenso durante los nueve meses del embarazo, lo cual conlleva en muchas ocasiones la aparición de estrías cutáneas que no son otra cosa que la rotura  de las fibras elásticas de la piel.Desafortunadamente no tienen otra solución que no sea el retirar esa piel estriada.

En otra línea se produce un exceso cutáneo que puede llegar a ser bastante redundante en la parte inferior del abdomen – justo encima del pubis – y que en muchas ocasiones coincide con el segundo motivo de este artículo, que es la incisión de una cesárea realizada previamente.

A la presencia de una incisión de cesárea que muchas veces se encuentra deprimida por debajo del plano normal de la piel, y en otras ocasiones adherida a planos profundos, hay que sumar la posibilidad de un acúmulo de piel redundante que empeore más si cabe este problema estético y marque aún más esa cicatriz deprimida de la cesárea, generando un pliegue cutáneo estéticamente desagradable.

En otras ocasiones, aunque de manera menos frecuente, nos encontramos incluso con cesáreas realizadas verticalmente desde el ombligo hasta el pubis, cuyas consecuencias estéticas son  aún peores para la paciente. Estas marcas se encuentran en medio del abdomen, sin posibilidad de ser ocultadas cuando la paciente está en ropa interior o en bikini, y es posible que también se encuentren deprimidas y adheridas a planos profundos.

vientre_plano

La solución a toda esta combinación de problemas radica en la realización de una abdominoplastia generalmente con umbilicoplastia, con plicatura de rectos abdominales, y en ocasiones liposucción de abdomen y flancos. Vamos a ver punto por punto qué es lo que nos aporta cada una de las maniobras que anteriormente hemos descrito.

  • La abdominoplastia se trata de la  cirugía que retira el exceso cutáneo desde la parte superior del ombligo hasta la parte superior del pubis. En esta cirugía se pueden retirar las cicatrices de cesáreas previas y volver a generar una nueva cicatriz más baja, más estética, y más  oculta bajo la ropa interior. También podremos retirar gran parte o toda la piel estriada.
  • La umbilicoplastia es la maniobra de la cirugía en la que se reconstruye y reorganiza el ombligo para que esté en una posición mejor y con una estética mejorada en el centro del abdomen. Es una de las partes más importantes y que más cuidado requieren por parte del cirujano para obtener un resultado excelente ya que es un “landmark” estético.
  • La plicatura de rectos es la maniobra que realiza un “corset interno” de la musculatura que ha sufrido una diástasis o separación, de manera que vuelva  a enfajarse en la línea media toda la musculatura y nos permita obtener un vientre mucho más plano.
  • La liposucción de flancos es la maniobra adjunta a las anteriores que realizamos cuando existe un exceso de acúmulo graso o lipodistrofia en la zona de los flancos y que requiere una liposucción para obtener una cintura más definida.

La combinación de todas estas técnicas anteriores de manera personalizada y en la medida en que cada paciente las necesite, nos puede generar una mejoría muy sustancial de la estética del abdomen y la posibilidad de volver a recuperarnos estéticamente tal y como estábamos antes del embarazo.

 

 image010   logo

Gustavo Sordo es cirujano plástico, reparador y estético en Clinica del Doctor Gustavo Sodo. Es miembro de la Asociación Española de Cirugía Estética y Plástica

  • Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *