¿Cómo prevenir la varicela en los niños?

La varicela es una infección viral por la cual la persona presenta ampollas en todo el cuerpo. La varicela solía ser una de las enfermedades clásicas de la niñez. Hace años era muy común pasar la varicela en el colegio. Sin embargo, con la llegada de la vacuna, no suele haber tantos casos de varicela. La varicela es una enfermedad muy contagiosa.

Esta enfermedad puede contraerse tocando los líquidos de una ampolla de varicela o si alguien con varicela tose o estornuda cerca de ti. Es importante que la persona contagiada evite el contacto físico permanente con otras personas sanas, además es sumamente importante tener en cuenta que con permanente constancia se deben desinfectar los utensilios y objetos que han sido utilizados por el paciente. varicela Los síntomas de una persona que está teniendo varicela, además de los granitos que podemos verle por todo el cuerpo, es fiebre, dolor de estómago y dolor de cabeza. Las ampollas frecuentemente se observan primero en la cara, la parte media del cuerpo o el cuero cabelludo. Conforme pasa el tiempo, las ampollas se vuelven grises y forman costras. Mientras tanto, nuevas ampollas brotan en grupos; a menudo aparecen en la boca, la vagina y en los párpados. Para la molestia de picores, se recomienda daros un baño con agua tibia mezclada con maicena. Esto suele durar en torno a dos semanas.

Debemos evitar estar en contacto con personas que sufren varicela, si no la hemos pasado. Es importante que vacunemos a nuestros hijos de pequeños, contra esta enfermedad tan molesta. No expongamos al resto de gente, a un paciente con varicela. La pauta general consta de dos vacunas que deben administrarse entre los 12 y los 15 meses, siendo la segunda recomendable a los dos meses.

Imágenes: Pinterest

Autor: Sara Sánchez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *