¿Cómo enseñar a un niño pequeño a tener paciencia?

De todos es sabido -y sobre todo si tienes un niño pequeño nos darás la razón- que los más pequeños de la casa son impacientes por naturaleza. Es por eso que una de nuestras tareas como padres es enseñarles a valorar el tiempo, a saber esperar, y en definitiva, a tener mucha más paciencia para que conforme crezcan sepan que no todo lo conseguirán de manera rápida y fácil sino que tendrán que luchar y esperar para conseguirlas.

Para empezar, una de las formas más eficaces de enseñarles a tener paciencia es no darles lo que piden de manera inmediata, sino dejarlos esperando un poco diciéndoles que estamos haciendo algo importante que no puede esperar. Puede que la primera reacción de los pequeños sea ponerse a llorar y gritar, incluso ponerse agresivo en algunas ocasiones cuando ven que no consiguen lo que quieren cuando quieren. Es así precisamente como les enseñamos a tener paciencia, enseñándoles a esperar un poco en algunos momentos. Así aprenderán a tener paciencia y a esperar.

Si queremos seguir trabajando para fomentar la buena paciencia de los más pequeños, otra opción es sembrar una planta y hacer que nuestros pequeños se encarguen de cuidarla cada día y así ver su desarrollo diario mientras esperan a que la planta crezca. También podemos probar a leerles cuentos,contarles historias en las que los diferentes personajes de una forma u otra tengan que demostrar que la paciencia es necesaria para poder conseguir todo aquello que desean y conseguir ser felices.

 También se pueden hacer juegos con los más pequeños donde aprendan el valor de la espera y la paciencia. Hay que enseñarles a respetar los tiempos y poco a poco irán entendiendo que las cosas no se consiguen cuando uno las quiere al momento. Vosotras que sois las madres, agradeceréis poder cumplir mejor vuestro papel si los niños son pacientes.

Imagen: demandmedia, demandmedia

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *