Beneficios y riesgos de usar chupete

El chupete es un de los artículos más usados por la mayoría de los bebés en su primer año de vida. Es un objeto reconfortante pero la conveniencia de utilizarlo o no es una cuestión debatida. Su efecto tranquilizante en cuanto a beneficios es el más reconocido, pero su uso debería disminuir con la edad y suspenderse alrededor de los 2 años o 2 años y medio, a esa edad el niño ya no se debería necesitar succionar y su uso va en contra del desarrollo dentario.

Beneficios de usar chupete en el bebé

  • Protección contra la muerte súbita: Un estudio realizado en la sociedad Argentina de Pediatría en 2011 concluyó que chupete es protector de la muerte súbita del lactante. También señala la importancia de introducir el chupete en los niños alimentados con leche materna, siempre y cuando se encuentre bien establecida.
  • Conciliar el sueño: Ayuda al bebé a calmarse, reducir el estrés, porque produce un efecto placentero que le permite descargar sus tensiones.
  • Tolerancia al dolor: Existen estudios demostrados que están relacionados con el efecto analgésico del chupete. Le alivia la tensión durante intervenciones dolorosas como puede ser la vacunación, o cuando tiene cólicos.

Riesgos de usar chupete

  • Malformaciones dentarias: Fallos en la alineación de los dientes o en la forma que encajan los de arriba con los de abajo, las probabilidades de que esto ocurra aumentan cuando el hábito se prolonga más allá de los 36 meses.
  • Otitis: Puedo aumentar el transporte de agentes patógenos al oído. Cuanto más frecuente y prolongado eso su uso el riesgo aumenta, pero se disminuye si se limita a la hora de dormir.
  • Accidentes infantiles: El borde cortante del chupete puede ocasionar lastimaduras cerca de la nariz o en la boca en caso de que el bebé se caiga con el puesto. Es importante tener en cuenta de no acostarlo con el chupete colgando por el riesgo de estrangulamiento.

Recomendaciones para un uso seguro

  • Limitar el uso hasta los 12 meses de edad.
  • Evitar el chupete durante los primeros días de vida en los recién nacidos amamantados.
  • Utilizar un chupete entero de una sola pieza.
  • No introducir el chupete en azúcar o miel.
  • Que tenga escudos con orificios para su ventilación.
  • Cambiarlo cuando se deteriore.

El chupete es un elemento que puede reconfortar los primeros meses de la vida del bebé, pero debes utilizarlo teniendo en cuenta todas las recomendaciones para un uso adecuado.

Imágenes: OKdiario, 3a2ilati, Chupetes.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *