AVA, la pulsera que te ayuda a conocer tus días fértiles

Si hay un ámbito en el que existen falsos mitos ese es el de la fertilidad. El mayor error es pensar que la mujer es fértil y puede concebir mientras tenga la menstruación. Nada más lejos de la realidad. La fertilidad femenina desciende a partir de los 27 años y las posibilidades de quedar embazada se reducen considerablemente a partir de los 35 años.Estos datos tienen que ver con la biología reproductiva femenina y si a los mismos añadimos otros factores externos como la alimentación, el estrés, los hábitos de vida – tabaquismo y consumo de otras substancias – y la contaminación propia de algunos entornos, encontramos las causas de la infertilidad.

La incapacidad de lograr el embarazo sin ayuda de la medicina reproductiva es una realidad que también padecen madres, abuelas y otras mujeres de la misma  línea ascendente familiar. Así pues, la genética tiene mucho que ver en un problema que cada año ve aumentar las estadísticas locales y globales.

La mejor manera de luchar contra él es ayudar a prevenir la fertilidad. Es necesario pasar de la teoría a la práctica. Es decir, de las campañas de concienciación sobre hábitos de vida a la realización de revisiones que informen de cómo es nuestra reserva ovárica. El número de óvulos y su calidad queda determinado mediante un estudio básico de fertilidad que, en Clínicas Eva ofrecen de manera gratuita, y que a través de una ecografía de recuento folicular y la valoración del especialista, se determina en qué punto se encuentra la fertilidad de la mujer.

Es importante realizarse un estudio de fertilidad siempre que exista una sospecha de herencia genética, así como en el caso de patologías relacionadas con el aparato reproductivo femenino. La más conocida es la endometriosis, pero es necesario recordar también el síndrome del ovario poliquístico o las enfermedades autoinmunes y del colágeno. Y, sobre todo, es positivo realizárselo siempre que se tenga oportunidad, para evitar un diagnóstico negativo cuando las circunstancias estén en contra. Es decir, cuando la paciente haya rebasado la frontera de los 35 y no sólo entre en juego la reserva ovárica, sino también otros factores de salud.

La vitrificación de óvulos, el tratamiento de reproducción asistida que consiste en la criopreservación de los óvulos femeninos, es hoy por hoy la solución no sólo para estos casos, sino también para cuando la mujer decide posponer su maternidad por motivos personales, ya sean económicos, sentimentales o emocionales.

En esta línea de proteger la fertilidad, lema de la campaña que ha unido a EVA con la firma suiza AVA, el dispositivo digital del mismo nombre ayuda a detectar los días fértiles de la mujer. Se trata de una pulsera que monitoriza durante la noche la fertilidad femenina mediante diez parámetros fisiológicos, con los que posteriormente se trabaja en un algoritmo para detectar la ventana fértil.

El producto, validado por numerosos ensayos clínicos y con todas las garantías de las autoridades sanitarias norteamericanas y europeas, identifica una media de 5´3 días fértiles por ciclo menstrual con un 89% de precisión. A efectos prácticos, el dato viene a significar que la pulsera señala en tiempo real cinco de los seis días del mes en los que la mujer puede quedarse embarazada y que son los previos a la ovulación. Al detectarlos se duplican las posibilidades de concebir.

Entre los parámetros que mide el dispositivo se encuentran la frecuencia cardiaca, la temperatura de la piel, la calidad del sueño, la frecuencia del pulso en reposo y la bioimpedancia. Este último mide la resistencia del tejido corporal a voltajes eléctricos muy bajos y ofrece datos sobre patrones de sudoración e hidratación, relacionados con la actividad hormonal durante el ciclo menstrual.

AVA también se utiliza para embarazadas en la monitorización de factores clave para la salud del embarazo como son el sueño, el estrés en reposo y la evolución del peso a lo largo de los nueve meses de gestación.

Fulvia Mancini es Directora Médica de Clínicas Eva

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *