Los antojos más comunes de las embarazadas

Los antojos son producidos por los cambios hormonales en las mujeres embarazadas, aunque también pueden ser provocados por alguna necesidad nutricional. Entre las formas que pueden tomar esos antojos se encuentran productos dulces, salados, picantes o amargos. A veces están relacionados con una mayor necesidad calórica o con una bajada de glucosa en la sangre.

¿Cuáles son los antojos más comunes?

  • Dulces: Ya sean tartas, chocolate o helados. Los dulces son los antojos por excelencia qué más se experimentan las embarazadas. Suele ocurrir en la noche y puede estar relacionado con la bajada de glucosa en la sangre.
  • Pepinillos: Es muy frecuente cualquier producto fuerte, agrio o ácido. Otro ejemplo puede ser el Limón. Muchas embarazadas afirman que les ayuda a sobrellevar las náuseas del primer trimestre.
  • Galletas saladas: Los antojos salados son frecuentes y suelen relacionarse con la falta de sodio en el organismo.
  • Chocolate: Es un antojo que se debe a las necesidades calóricas de las mujeres embarazadas. Se recomienda el consumo del chocolate negro, ya que se ha demostrado que tiene beneficios para la salud y actúa como fuente de antioxidantes.
  • Frutas: Algunos consideran que hay una necesidad de vitamina C en el organismo. Este lo busca a través del consumo de alimentos saludables como la fruta. Es el mejor antojo, ya que son ricas en vitaminas, en azúcares, y no experimentará gran aumento de peso.
  • Quesos: Está relacionado por la necesidad del organismo en ingerir productos ricos en calcio. Se recomienda el queso azul o el brie. Se deben ingerir de forma controlada ya que son muy ricos en grasas y pueden incrementar el peso de forma considerable.

Recomendaciones

Es fundamental no dejarnos llevar por todos esos caprichos y cuidar nuestra alimentación y el peso, en esta etapa tan importante de la vida. Algunas ideas para evitar esos antojos a toda hora.

  • Desayuna todos los días de manera equilibrada.
  • Practica ejercicio, de esa manera reduces la ansiedad y mejoras el estado emocional.

  • Intenta sustituir los alimentos muy calóricos y muy dulces por otros bajos en calorías.
  • Consume frutas, lácteos desgrasados, yogures, chocolate amargo, helados frutales y zumos de frutas sin azúcares.
  • Ten en cuenta que de esa manera estás cuidando de tu salud y la de tu bebé.

Imágenes: Biotrendies, Clikisalud.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *