¡Vive la vida en rosa!

Como la canción de Edith Piaf, el color rosa está en el aire e impregna todo el vestuario y los complementos del verano, trasladándose directamente de las pasarelas a la calle.

De entre todas sus variantes de la paleta, el rosa palo es sin duda el color que más despunta. Se asocia este tono al romanticismo, a la delicadez de la inocencia y a todo lo que tenga que ver con el amor, por eso es ideal para la nueva temporada.

Blusas de seda rosa, sandalias de tacón, bolsos, cinturones y pulseras. El rosa lo invade todo y se combina perfectamente con el negro y el blanco, el trio del glamour integral que enfatiza la feminidad.

El rosa palo se intensifica en algunas piezas de vestuario o complementos para dar variedad al conjunto, pero nunca sobrepasa los límites de la palidez y se queda rozando el fucsia, sin estridencias.

Y es que el truco está en combinar los distintos tonos de rosa para conseguir una imagen cándida, armónica y vaporosa que evoque recuerdos renacentistas.

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *