¿Es verdad o mentira todo lo que vemos en Instagram?

Mucha es la polémica que se desata cuando hablamos del tema de las redes sociales y qué mostramos, si es real o no y en muchas ocasiones, gente con influencia en éstas, sobre todo en Instagram, ha sido la que ha alimentado la polémica mostrando qué hay detrás de esas fotos perfectas.

Tal y como dijo Ruth Lorenzo en la entrevista que le hicieron The Tripletz, a veces la cantante necesita eliminar la app de su móvil porque necesita un descanso de ver tanta perfección. Cuerpos perfectos, sonrisas increíbles, cabellos envidiables, viajes, felicidad…Pero no es oro todo lo que reluce.

Según un estudio realizado por Royal Society for Public Health de Reino Unido, Instagram es la red social que tiene un efecto más negativo para sus usuarios. Para realizarlo, encuestaron a 1.500 jóvenes de entre 14 y 24 años. La mayoría de ellos reconoció que Instagram era la que más les influía en la percepción de su imagen corporal y la que más les quitaba el sueño. En segundo lugar, quedó Snapchat y YouTube, sin embargo, fue la mejor parada.

Pero esto no es todo. Según un estudio de Ditch the Label, Instagram también es la red social más peligrosa, la que causa más ansiedad y depresión. Pero esto no sólo lo han demostrado estudios, como hemos mencionado antes, en algunas ocasiones han sido figuras públicas las que han mostrado que lo que cuelgan en las redes sociales no es más que una imagen positiva de la realidad, que está lejos de ser la realidad como tal.

Chessie King ha sido una de las últimas en apuntarse a la moda de las fotos honestas. La influencer muestra fotos con apenas segundos de diferencia y con ellas, demuestra lo fácil que es engañar a los usuarios de Instagram.

El objetivo de este tipo de publicaciones es que la falsa perfección deje de ser una inspiración y que no se convierta en una obsesión. Como en el caso de Essena O’Neil, una de las chicas más populares de Instagram, que se vio forzada a retirarse por culpa de la ansiedad que le provocaba tener que exponerse y mentir en cada una de sus actualizaciones.

Imágenes: Harper’s Bazaar, Instagram. 

Autor: Lucia Ferrero

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *