¿Vamos a la cama?

A dormir malpensados…o no. Da un giro al tradicional pijama y experimenta combinando prendas que reúnan sensualidad y comodidad a la hora de acostarte.

La camiseta y el pantalón unisex de toda la vida ya no se estilan. Siempre tendemos a descuidar la imagen cuando estamos en la confianza del hogar y más aún en la cama, donde nos tapamos hasta el cuello y con los ojos cerrados creemos que nadie nos ve.

Jugar con conjuntos de braguitas, culottes y camisetas escotadas, además de con camisolas alegres y atrevidas es un hábito muy divertido que te ayudará a huir de la rutina y dará una nueva función a tu ropa íntima.

Los conjuntitos ofrecen una imagen dulce de falsa inocencia que aporta picardía y sensualidad a la ropa de cama y mucha comodidad a la mujer que los lleva. Su mayoría en algodón, con costuras mínimas y suaves favorecen el bienestar corporal en las horas de descanso.

Son ideales para el verano, por su ligereza, y perfectos para llevar en la maleta al ir de viaje ya que ocupan muy poquito espacio y quién sabe, quizás sean el detonante de una noche loca ¿Quién puede resistirse?

Autor: Anna Bonet

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *