‘Un día sin fin’: los beneficios de ser buena persona

¿Imaginas que te despiertes y cada día se repitan las mismas situaciones, las mismas personas, las mismas conversaciones? Eso es lo que le sucede a Filippo (Antonio Albanse) protagonista, junto a Goya Toledo, de ‘Un día sin fin’.

Esta producción hispano-italiana produce una sensación agradable y tiene el efecto de que la gente sale con una sonrisa del cine. Temas como el amor y la generosidad quedan patentes y muestran que la bondad tiene sus frutos.

La acción transcurre en el en el espectacular marco de las Islas Canarias, un lugar que sale magníficamente reflejado en la fotografía de este film, cuya magia ayuda a transmitir la música. El protagonista de esta historia Filippo, un conocido periodista televisivo que realiza un programa de divulgación científica en Italia. Se trata de una persona a la que la fama se le ha subido a la cabeza y por ello es odioso y despreciable con todas las personas que le rodean, por lo que le envían a Tenerife para librarse de él. Allí conocerá a Rita, una bióloga canaria que le ayudará a grabar un reportaje. Filippo pretende marcharse cuanto antes pero una borrasca hace que deba permanecer un día más en la isla.

‘Un día sin fin’ se basa en el recurrente tema de un mismo día que se repite, que ya fue llevado a la gran pantalla en la película “Atrapado en el tiempo”, donde Bill Murray vive atrapado en un mismo día del que no puede escapar. En esta nueva película el periodista italiano pronto se da cuenta de que cada mañana al despertarse es trece de agosto. Su vida ha quedado estancada en ese día del que le es imposible salir. Por ello, Filippo comienza a descubrir cada día cosas diferentes, y acaba enamorándose de Rita. La cuestión es ¿cómo podrá enamorarla él en un solo día?

Los sentimientos son la base de esta película, el interés por las vidas cotidianas de las personas que nos envuelven, el ver como una persona aparentemente sin sentimientos también tiene corazón. Pero a parte de estos temas universales y que nunca pasan de moda, la película no tiene un gran argumento. Quizás el hecho agobiante para Filippo de la repetición del mismo día también produzca la misma sensación en el espectador. Pero la hora y media de película pasa distraídamente y muestra que “Un día sin fin”, sin ser una película indispensable, se deja ver. 

Destaca la interpretación de Antonio Albanase en la piel de Filippo, un papel que borda tanto Ens. Lado más odioso como en su faceta más tierna. Menos sustancial resulta la actuación de su pareja femenina, Goya Toledo, quizás porque el papel no da mucho de sí y no profundiza en la psicología de su personaje. Además, aparecen también caras conocidas del cine español como Beatriz Rico, Pepón Nieto o Asunción Balaguer, y el italiano Fabio de Luigi.

Si necesitas una inyección de buenos sentimientos y de ganas de hacer cosas por los demás, “Un día sin fin” es tu película.

Autor: Isabel Rey

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *