Trucos para mantener viva la llama del amor

La pasión, el deseo, el calor… son las emociones y las claves del amor. Pero cuando una relación lleva un cierto tiempo en funcionamiento puede caer en la horrible rutina. La monotonía es la terrible asesina de cualquier relación y por eso hay que intentar mantener viva la llama del amor día a día. No podemos permitir que una bonita historia de amor se termine sin luchar verdaderamente por ella, hay que poner en práctica todos los trucos que sean necesarios para conseguir que nuestra hoguera se convierta en un fuego eterno como las de las diosas del amor de la antigua Grecia. Aquí tienes cinco trucos que te pueden ayudar si tu relación está pasando por un pequeño bache:

Cambiar de lugar. La cama, sin lugar a dudas, es el lugar más cómodo de todos pero tienes que innovar en tus relaciones sexuales porque tanto a ti como a él os gustará el cambio. El coche, en la mayoría de ocasiones, es el lugar más socorrido, pero hay muchos más sitios donde hacer el amor. Caricias a la luz de las estrellas, besos en el campo y quizás algo más con la playa como testigo mudo. Intenta variar de vez en cuando, verás como el sexo parece mucho mejor.

Original caricia. Todas las partes del cuerpo pueden servir para acariciar incluso aquellas en las que nunca habías pensado. Las pestañas pueden disparar la pasión si se abren y cierran los ojos sobre ciertas partes de la anatomía. Puedes empezar haciéndolo en la cara, el cuello y luego… el único límite será la imaginación. Las manos son el mejor arma, también puede utilizar el cabello, la lengua, los pies, tus senos… todo puede servir para dar placer.

Baño inolvidable. Enjabonar a tu pareja, dedicarle un masaje en la cabeza, esparcir el gel por el cuerpo… La bañera o la ducha permiten un montón de posibilidades tan morbosas como tiernas. Llena la bañera con espuma hasta los bordes, apaga la luz e ilumina el cuarto de baño con velas y perfúmalo con incienso, pon música romántico y deja volar tu imaginación.

Intercambio de mensajes. Las cartas, el teléfono, el e-mail o los mensajes del móvil son formas de comunicación que pueden usarse para fines más calientes. Decirle lo que le espera esa noche le asombrará, incluso puedes enviarle una foto para que él se imagine lo que le espera en la habitación. Cualquier detalle será siempre agradecido, una nota en el espejo del baño para que la lea al levantarse, una servilleta en el restaurante o incluso una dedicatoria en su agenda.

Hacerle padecer un poco. Cuando esté a punto de llegar al orgasmo, lo mejor es parar o cambiar de ritmo para que no acabe. Repetir la operación varias veces. Cuando llegue el momento, será mucho más intenso debido a la excitación acumulada y le parecerá el orgasmo más increíble que ha tenido en su vida. Son muchos los trucos que puedes utilizar en la cama pero este seguro que surge el efecto deseado.

Autor: Tania Martinez

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. ponte picardias cuando el no se dé cuenta

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *