Tributo a Lola Flores: ¡Ole por Gala!

Es sensacional el parecido físico de Gala Évora con la Faraona, pero esto no es todo. La gaditana borda un papel dificilísimo: el de una mujer pasional que se ha convertido en un mito.

Mañana podremos ver a la reencarnación cinematográfica de Lola Flores. Gala desciende de una de las sagas artísticas del país, los Sanlúcar Évoras, y ha bebido el arte desde que nació: viendo a Camaron junto a su padre, oyendo a Rocío Jurado sentada en sus rodillas o a Lola Flores en el patio de su abuelo. Gala Évora comenzó en el cine en la película de Isabel Pantoja "El día que nací yo". Comenzó a bailar y a participar en coros de artistas como Camaron y Falete, entre otros. Y en "Lola: la película" mezcla el cante, el baile y la interpretación.

La película es un tributo a la jerezana, es una versión azucarada de su vida y aún así es más emocionante que la vida de muchas otras. A pesar de todo, las hijas de la Faraona no han colaborado en la película y parece ser que tampoco están muy contentas con el resultado. Aunque pensando fríamente, ellas tampoco podrían haber aportado mucho sobre la infancia y juventud de Lola, que es el periodo que ocupa el film.

Ciertamente, la película esquiva muchos aspectos de la vida de Lola Flores, como la muerte de su hermano, y se centra en sus amoríos, el amor hacía su familia y su lucha y entrega para ser reconocida como artista.

Lola deja Jerez para perseguir su sueño

 

Alfonso Bergara interpreta al joven Antonio González el Pescaílla

Su primer amor y su primer y no último desengaño se lo regaló Joaquín Romero. Pero ella no dejó de conquistar corazones de artistas, toreros, futbolistas… Destaca en el film el fuerte carácter de Manolo Caracol (y su amor a la botella) que constantemente chocaba con la fuerte personalidad de Lola. Y termina con el amor sincero del Pescaílla y su primera hija Lolita, "su mayor alegría".

Si quieres saber más sobre la película y ver más fotos…

"Lola: La película"

Autor: Regina Cruz

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *